Yeongam, la incógnita de asfalto

El circuito coreano se estrena en el Mundial después de una lucha contra el crono para finalizar las obras


redacción/la voz.

El Mundial 2010 es un gran interrogante. Una incógnita sin despejar que llegará a su antepenúltima batalla en territorio desconocido. Los candidatos al título vivirán en el circuito de Yeongam un estreno de urgencias. La celebración del gran premio coreano llegó a estar en el aire y Bernie Ecclestone, patrón de la fórmula 1, tuvo que dar una colleja verbal a los organizadores para que agilizaran los trabajos y finalizaran a tiempo todas las instalaciones. La bendición final de Ecclestone no ha evitado la polémica. Ayer mismo, Sebastian Vettel encontró un clavo cerca de la pista. Un olvido de las obras y un argumento para los que critican que posiblemente se hayan hecho concesiones en materia de seguridad para que el espectáculo pueda continuar. Como en el campeonato escasean hojas de calendario y abundan aspirantes, ante cada cita surge la pregunta. ¿A qué escudería favorece el próximo circuito? En el caso de Yeongam la respuesta no se basa en precedentes sino en opiniones y en sensaciones derivadas, en muchos casos, del simulador. El indio Karun Chandhok fue el único piloto que pudo probar el trazado coreano antes de los entrenamientos correspondientes a este gran premio. Lo hizo el pasado septiembre en una demostración de Red Bull. Entonces todavía no se había aplicado la última capa del temido asfalto. Pero, a pesar de todo, Chandhok no duda a la hora de escoger un favorito. «Es otro circuito para Red Bull», asegura con convicción. Se supone que gracias a esta prueba el equipo austríaco contará con más datos que sus rivales. Aún así, la puesta a punto será todo un reto. El hombre que trazó el dibujo del circuito, el arquitecto y ex piloto alemán Hermann Tilke, considera que Red Bull parte con opciones de triunfo. El segundo sector parece diseñado para los coches de Mark Webber, líder del Mundial, y Sebastian Vettel. Pero, aunque lideraran la parrilla después de la calificación, a ambos podría atragantárseles el arranque de la carrera, con la recta más larga del campeonato y prácticamente los únicos puntos idóneos para adelantar. Quizás por ello en el equipo energético estén templando la euforia. El conducto F Ferrari presenta un coche sólido en curvas y rectas para no perder el tren en un circuito que ofrece un menú variado, que demanda monoplazas versátiles. Puede ser determinante el uso del conducto F, el invento de McLaren que permite al piloto regular flujos de aire para que se reduzca la resistencia del alerón trasero en las rectas. Precisamente la escudería inglesa intenta reivindicarse en Corea. Martin Whitmarsh, director del equipo, asegura que Lewis Hamilton y Jenson Button plantarán batalla. Confía en el primer tramo del trazado, pero McLaren deberá mejorar su tracción cuando la pista se retuerce. Yeongam ofrece a partes iguales incertidumbre y drama. Después solo quedarán dos grandes premios, el de Brasil y el de Abu Dabi. Poco territorio con todo por decidir.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Yeongam, la incógnita de asfalto