Karpin, condenado a pagar dos millones por incumplir su patrocinio al equipo ciclista gallego

El fallo resuelve que el empresario y ex futbolista incumplió el contrato de patrocinio con el equipo profesional.


redacción/la voz.

El empresario y ex futbolista estonio Valery Karpin ha sido condenado por un juzgado a pagar 1.951.000 euros a la Fundación Ciclismo Galego correspondientes a una deuda que mantiene desde su etapa como patrocinador del equipo ciclista profesional gallego. Con este fallo, la Justicia dio la razón a la Fundación Ciclismo Galego, dependiente de la Xunta de Galicia, que había acudido a los tribunales debido al incumplimiento del contrato de patrocinio por parte de Karpin. La Xunta de Galicia solicitará a principios del mes que viene la ejecución de la sentencia, aunque algunas fuentes manifestaron sus serias dudas acerca de la solvencia de Valery Karpin para afrontar la deuda contraída. Antes de la resolución judicial, en el momento en que la demanda fue admitida a trámite, la Fundación Ciclismo Galego solicitaron al juez el embargo cautelar de bienes del empresario estonio, pero se encontraron con que ya estaban previamente embargados por otros acreedores. La delicada situación financiera de las empresas de Valery Karpin hace peligrar el cobro de cualquier deuda que el ex futbolista haya generado con su actividad empresarial. Sin embargo, que la Fundación Ciclismo Galego pueda cobrar la cifra correspondiente al incumplimiento del patrocinio de Karpin es fundamental para el futuro de este deporte a nivel profesional en Galicia. El incumplimiento de patrocinio de Karpin afectó sobremanera al único equipo ciclista profesional gallego, ya que tuvo que recortar sus gastos de forma acentuada para poder seguir subsistiendo y hacer frente al mismo tiempo al agujero económico que el ex futbolista dejó en el equipo. El equipo ciclista profesional gallego es un proyecto del bipartito y de la entonces llamada Dirección Xeral para o Deporte. La decisión de la demanda contra Karpin fue aprobada por el patronato antes del cambio de gobierno y fue presentada ya por la actual Secretaría Xeral para o Deporte, que fue quien heredó esta delicada situación económica, que hizo incluso peligrar la obtención de la licencia concedida por la Unión Ciclista Internacional (UCI). Cuando el patronato presentó ante la UCI el presupuesto y el calendario para este año, el organismo rector del ciclismo mundial exigió que avalase parte de la deuda contraída por Karpin (en concreto, unos seiscientos mil euros) lo que supuso largas semanas de incertidumbre en los que el actual Xacobeo Galicia no figuraba en la lista de clubes europeos con licencia profesional. Después de dejar el fútbol profesional, el estonio Valery Karpin se embarcó en diferentes proyectos urbanísticos (muchos de ellos en Vigo) y deportivos (tanto en forma de patrocinio como con participación activa, ya que también es en la actualidad el entrenador del Spartak de Moscú).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

Karpin, condenado a pagar dos millones por incumplir su patrocinio al equipo ciclista gallego