Betanzos proyecta convertir la Fábrica de la Luz en otro MAC

D. Vázquez BETANZOS / LA VOZ

CULTURA

CESAR QUIAN

Tramita la cesión del edificio, ruinoso, tras su rehabilitación

30 nov 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

Las dentelladas en la cubierta de la Fábrica de la Luz de Betanzos, BIC desde el 2018 pero en estado ruinoso y en riesgo de derrumbe, continúan ampliándose, pero tras años de rifirrafes entre el Concello y la propietaria, General de Edificios y Solares (filial de Naturgy) se abre una nueva era de aproximación.

El primer teniente de alcalde brigantino, Diego Fernández, desveló que como primer paso, la empresa, tras varios juicios y órdenes de ejecución para que actuase ante el riesgo que supone el inmueble, ha contratado un arquitecto para visitar las edificaciones (hay cuatro en el recinto de la fábrica) y valorar el alcance de los trabajos para garantizar su estabilidad tanto estructural como de la cubierta. Más allá de eso, indicó que han avanzado en las conversaciones para sellar un convenio sobre esta propiedad, que en el 2017 la firma intentó vender, sin éxito, y un año más tarde declarar en ruina técnica y económica, un hecho que no respaldó la Xunta.

«Hai a posibilidade de que cedan o ben ao Concello, achegando as cantidades necesarias para conservalo e incluso a posibilidade de que tamén acheguen fondos para que a súa fundación, que tiña na Coruña o Museo de Arte Contemporánea (MAC), faga algo parecido», aseguró. El Concello dice que lo que se plantea es una colaboración para dotar al edificio, cuya construcción se inició en 1895 bajo el diseño de José López Cortón y Rafael González Villar, de uso museístico. El responsable de Urbanismo brigantino remarcó que es «una das posibilidades» que se analizan para este recinto que alberga una antigua fábrica de electricidad, un aserradero, un pequeño edificio anexo y un depósito, pero lo que sí está avanzado son los trabajos para conseguir que se realicen obras que garanticen su conservación.

El MAC cerró sus puertas en diciembre del 2018, 23 años después de su inauguración, y en aquel momento se buscaba un espacio que albergase su importante colección de arte, de unas 700 piezas y cuyo valor en el mercado podría superar los 5 millones. Desde Naturgy confirmaron que se encargó la dirección de las obras y que «o Concello trasladou o seu interese por colaborar coa Fundación Naturgy para un proxecto cultural, pero este tema non se valorou aínda internamente».