«Titane»: ¿Transgresión o provocación?

miguel anxo fernández

CULTURA

Ducoumau administra los recursos fílmicos para aportar una componente emocional a una película saturada de violencia

11 oct 2021 . Actualizado a las 08:47 h.

No parece el titular más acertado para una crítica de cine cuyo fin es valorar un filme sobre los criterios básicos del continente y el contenido, los polos que mueven esta disciplina desde la segunda mitad del siglo pasado. Pero, realmente, en Titane asoma una clara voluntad por parte de su guionista y directora Julia Ducoumau, de transgredir las maneras dominantes -tanto en lo formal y narrativo, como en su temática-, buscando «irritar o estimular», que así define la RAE el verbo provocar. Llegados a ese punto, nos encontramos con dos bandos irreconciliables, según se apunten a uno u otro, ante esta suerte de orgía audiovisual y de violencia, con un referente más o menos directo en Crash (Cronemberg, 1996), con derivadas de su debut en solitario Crudo (2016), y un escorado hacia el gore tintado de barniz distópico. ¿De qué va? ¿Qué nos cuenta? Ahí el crítico tiene otro problema para el relato, bajo riesgo de cometer spoiler.

Convengamos en que haberle concedido la Palma de Oro en Cannes se abre a dimes y diretes más allá de que presidiera el jurado Spike Lee, cineasta al que su trayectoria no le congenia mucho con esta temática, más allá del juego de luces, sombras y colores, que Ducoumau administra con inteligencia, como parte de su discurso emocional. De la (¿o él?) protagonista -espléndida, inquietante, Agathe Rousselle- intuimos el por qué de su proceder iracundo, bestial, en unos crímenes que no parecen responder a otra cosa que un impulso irracional -de nuevo evitemos spoiler-, al que se añade el juego de carne, sangre y metal, ese titanio, elemento químico, el 22 de la tabla, ligero pero resistente, plateado, que parece corresponder con esta Alexia que en la segunda parte protagoniza una deriva también impactante, pero variando a una violencia más emocional. Secuencias como la de su cópula con el automóvil o su primer asesinato son para no olvidar. Reconozco a Ducoumau que meneó mis neuronas e incluso atacó a mi sistema nervioso. Pero sí, de esto también va el cine, pese a la frecuente obsesión de algunos cineastas por confundir experimentos con trapalladas, que no es el caso.

«TITANE»

Francia-Bélgica, 2021.

Directora: Julia Ducoumau.

Intérpretes: Agathe Rousselle, Vincent Lindon, Dominique Frot, Garance Marillier, Laïs Salameh, Nathalie Boyer, Myriem Akeddiou, Théo Hellermann.