El gallego que reinventa el libro en NFT

David Noya y socios de EE. UU. modernizarán el «e-book» como coleccionable

David Noya, posando en su despacho en su casa de Brión
David Noya, posando en su despacho en su casa de Brión

vigo / la voz

David Noya (Santiago, 1988) es un ingeniero informático experto en criptomonedas, afincado en Brión, que es pionero en Galicia al aplicar una nueva tecnología que permitirá a los escritores ganar dinero vendiendo de tú a tú las obras que muestren en Internet sin que nadie más pueda copiarlas. Por ello, trabaja en un proyecto con unos socios de Estados Unidos para renovar el mundo del libro digital. Formado en las primeras hornadas de ingenieros de tecnologías de la información de Santiago de Compostela, hizo su proyecto fin de carrera en Osaka, Japón, Noya es arquitecto de sistemas en una maderera gallega, pero en su tiempo libre busca fórmulas para modernizar el libro electrónico. En mayo o junio quiere lanzar una plataforma llamada Libernet, abierta a todos los autores que venderían su obra al lector sin intermediarios.

Noya, autor del libro divulgativo Bitcoinpendium, se unió a sus socios americanos en un chat de Discord. Todos querían reinventar el e-book. Los libros vendidos en su futura plataforma Libernet serán «verdaderamente digitales», con escenas animadas cada ciertas páginas, colaboraciones en distintas ediciones con portadas de artistas en las que el libro y su presentación ganan valor. El autor podrá añadir al texto efectos espectaculares como la realidad aumentada. Otra ventaja es que el libro digital ya no será fácil de copiar, piratear o compartir en redes, porque lucirá la etiqueta de «edición limitada».

Para renovar el libro electrónico, Noya y sus socios americanos recurrirán a la «magia» de la tecnología blockchain, un certificado digital que es la base del dinero virtual, como el bitcoin, y que garantiza que una obra es única e irrepetible. Los artistas han descubierto que ganan más dinero si convierten sus fotos, cuadros o textos al nuevo formato NFT (Non-Fungible Token), un cuño digital que certifica la autenticidad, permite al autor gestionar sus derechos digitales y acaba con el pirateo.

Subastas millonarias

El cuño digital NFT se ha puesto de moda tras las subastas millonarias de arte virtual, columnas periodísticas o el primer tuit. Con este formato, el comprador tiene la garantía de que el autor le ha vendido exclusivamente a él un objeto único e histórico. Noya explica por qué la cotización de estos coleccionables en NFT se dispara en las subastas: «¿Qué tiene más valor, poseer el original del número 1 del cómic Superman o su copia?». «Hay gente que empieza a comprar obras de criptoarte como reserva de valor y cada vez más artistas, nativos digitales o de arte analógico, los están creando», añade.

Libernet pretende atraer a estos autores que quieren vivir de su obra. «Podrán decidir qué ediciones crear, una de mil libros u otra de 200 con una portada más atractiva o añadirle otro NFT que sea un avatar de uno de los metaversos que circulan por ahí, que sea igual que el protagonista de su libro. Si juntas las tres novelas de una trilogía podrás desbloquear las notas del texto. Se puede incluso crear una omnibiblioteca», explica. Se inspira en los aficionados a los videojuegos que, gracias a los NFT, ahora son dueños de los trofeos virtuales (escudos, espadas) que ganan en sus partidas.

«No vamos a reinventar la rueda, pero ahora no existen muchos e-books en que el comprador pueda obtener una pieza de arte y un manuscrito original a la vez, con prueba de autenticidad», aduce. «El proyecto en el que estamos trabajando explora la capacidad de DRM [gestión de derechos digitales] de los NFT por encima de la escasez y la verificación de posesión que ya tienen. Nuestra idea es empezar abordando el mercado de los e-books y los contenidos de lectura digitales, convirtiéndolos en NFT y luego, quién sabe, expandirnos a otro tipo de multimedia como las animaciones o los cómics», dice.

Los NFTs certifican que una obra de arte o un libro son únicos

NFT significa Non Fungible Token, o token no fungible (bienes únicos, activos digitales de los que se puede asegurar su procedencia y pueden llevar un código que permita que el creador cobre por cada transmisión). Hasta ahora, esto era imposible de hacer de manera digital. Dado que los NFT derivan de la tecnología «blockchain», tienen la inmutabilidad de las transacciones, la verificación de posesión y la escasez digital, de forma que cualquier activo digital puede ser una «edición limitada» y verificable en la Red. Ahora, cualquier artista digital puede hacer una serie limitada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El gallego que reinventa el libro en NFT