La lucha de Taylor Swift contra su imagen de niña buena

«Miss Americana» muestra los miedos de la supesestrella del pop y explica su cambio de actitud de los últimos años

TAYLOR SWIFT EN UNA ESCENA DEL DOCUMENTAL
TAYLOR SWIFT EN UNA ESCENA DEL DOCUMENTAL

redacción

Taylor Swift es algo así como la pop-star perfecta para el sistema. Rubia, ojos azules, simpática, carismática, gran voz y temazos. Ejemplifica de manera excelsa esa artista de la que se enamora medio mundo, sin ofender a nadie. Como una Kylie Minogue con raíz country, jamás había generado un problema con su sempiterna sonrisa. Ninguna madre se preocuparía de que su hija la siguiera al fin del mundo.

Pero esa imagen angelical incomodaba a la propia artista. Y es lo que intenta aborda en Miss americana, un documental de Netlfix que explora las luchas internas y los motivos del cambio de actitud de aquella Taylor Swift que sorprendió con Reputation (2017), un giro electrónico, oscuro y agresivo al tono pizpireto habitual en su música.

En esa pieza de Lana Wilson se capta a la artista con el vértigo de dar el paso para posicionarse políticamente en un país polarizado con la irrupción de Donald Trump. Lo hace desde la mirada parcial en la que la artista sale airosa en la lucha cargada de nobleza, pero aún así resuolta interesante para ver como es la trastienda de una superestrella del pop. 

Frente a su corte de asesores (las reuniones de trabajo semejan las de un consejo de administración de una gran empresa), la artista muestra su rechazo a Marsha Blackburn, la candidata republicana al Senado por Tennessee, su estado natal. Le indigna su postura contra las mujeres o el colectivo LGTB. «Yo soy de Tennessee y cristiana y esos no son mis valores», dice enfadadísima.

Desoyendo los consejos que le advierten que se va a quedar sin la mitad de su público, la artista publica un post en Instagram arremetiendo contra Blackburn y Trump. Rompe con la regla de no meterse en política con la que creció en la escena del country comercial. Para ello echa una vista atrás a la sensación de ser una niña prodigio teledirigida para agradar y que siempre buscaba el aplaudo para ser feliz. También al ejemplo de las Dixie Chics, un grupo femenino de country que le encantaba pero que obtuvo un formidable rechazo social en su día por oponerse a Bush. Y, por supuesto, al juicio por abuso sexual contra el locutor y DJ David Mueller, ganado en su momento más bajo de popularidad. Ahí encontró fuerzas para empezar el cambio en su vida. Empezaba el momento de no tener que gustarle a todo el mundo.

MISS AMERICANA

***

EE.UU. 2020

Dirige: Lana Wilson

El documental sobre Taylor Swift se estrena en Netflix

Tráiler de «Miss Americana»

La cantante revela en «Miss Americana» sus épocas más difíciles de su carrera

Netflix estrena a nivel mundial el esperado documental sobre la vida de Taylor Swift, una de las estrellas musicales de los últimos años, bajo el título Miss Americana. A cargo de la dirección está Lana Wilson, que ya ganó un Emmy en el 2015 por After Tiller, un polémico documental sobre el aborto en Estados Unidos.

Con una duración de 85 minutos, Miss Americana fue el encargado de abrir el Festival de Cine de Sundance el pasado 23 de enero. Ahora llega a Netflix, que califica el documental como «provocativo, inspirador y emocional». Asimismo, añade: «En este revelador documental, Taylor Swift abraza su papel no solo como compositora y artista, sino también como una mujer que emplea todo el poder de su voz».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La lucha de Taylor Swift contra su imagen de niña buena