«Parásitos»: Tormenta perfecta de gran cine

El coreano Bong Joon-ho se vale de la historia de dos familias para hacer cine social y político, con humor vitriólico y unas dosis de surrealismo


Si al cine le pides una historia que te sorprenda, un guion que ronde la perfección y una resolución visual impecable, poniendo la guinda una atmósfera envolvente, a ratos inquietante, sin renunciar a un humor negro destilado con las mejores esencias, Parásitos es el resultado y el coreano Bong Joon-ho un grande del cine actual, que ya en el 2009 lanzara un serio aviso con Mother. Sucede que una década después pulió oficio y las costuras están mejor apretadas. Los Gi y los Park son dos familias, como las miles que pueblan una ciudad. Con una diferencia, los Gi sobreviven hacinados en un semisótano desde el que ven la calle a la altura de la vista y como orinan en su calle, y deben protegerse los pulmones cuando los servicios municipales acuden a fumigar. Los Park residen en la parte alta, en una casa de diseño, amplio jardín y buenas vistas. Los de abajo y los de arriba, un esquema muchas veces tratado por el cine, a los que se añade esa variante que ahora llaman home invasion.

Pero en realidad, Joon-ho y sus coguionistas descartan ambos factores porque su película es cine social y político, aderezado de pesadilla, humor vitriólico y unas dosis de surrealismo en vena. Son dos familias como cualquiera, solo que unos tienen pasta a espuertas y una vida de lujo, y los otros no tienen ni un won surcoreano. En lo demás, son iguales. Ocurre que los Gi deberán buscarse la vida, por eso cuando el pequeño acude a una demanda de los Park para dar clases particulares, la maquinaria se mueve y asistiremos a dos horas enloquecidas en donde no falta un toque de suspense a lo Hitchcock y no pocas piruetas de guion a cada cual más sorprendente, de modo que por muy avezado que seas en consumo cinematográfico, nunca sabrás lo que te espera. Conviene volver a la cuestión formal, sobre todo a la luz y la dirección de arte en perfecta sintonía con la fotografía. Cuando se encienden las luces, sigues pegado a la butaca, en shock, no diré traumático o séptico, pero si emocional. Una tormenta perfecta de gran cine, con Joker, lo mejor del año.

«PARÁSITOS»

[«GISAENGCHUNG»]

Corea del Sur, 2019.

Director: Bong Joon-ho.

Intérpretes: Kang-ho Song, Yeo Yeon-kyo, Son-dam Park, Woo-sik Choi, Sun-kyun Lee, Seo-joon Park, Ji-so Jung.

Drama. 132 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Tags
Comentarios

«Parásitos»: Tormenta perfecta de gran cine