Peregrinación a la casa de «Roma»

Los turistas llenan el inmueble escenario de la película de Alfonso Cuarón


Ciudad de México

«Aquí se filmó Roma». En el número 21 de la calle Tepeji, en la colonia Roma de Ciudad de México, una placa recuerda que el director Alfonso Cuarón grabó en ella su última película, con la que se llevó tres Óscar: mejor director, mejor película extranjera y mejor fotografía. En este lugar es donde el cineasta escenificó la vida de Cleo, la sirvienta en casa de Sofía, su marido Antonio y sus cuatro hijos, una película en blanco y negro que aborda los conflictos sociales y de clase en una familia pudiente en los años setenta del siglo XX. El filme, que no fue emitido por las salas de cine comercial al disponer Netflix de sus derechos, se convirtió en un fenómeno en México. Y la casa en la que fue grabada ya es un lugar de peregrinación para cientos de turistas.

Es 19 de abril, festivo, y frente a la vivienda hay una decena de curiosos. Ante ellos, Gloria Silvia Monreal, propietaria de la vivienda, explica algunos detalles sobre cómo se organizó la logística de la grabación, que se alargó durante tres semanas. Para la película, Cuarón se inspiró en su infancia, que se desarrolló en la misma colonia Roma. En realidad, la vivienda familiar del director está justo enfrente de la que se usó para la grabación, es el número 21 de la misma calle. Lo que ocurre es que la casa original había sido remodelada y no se adaptaba a los deseos del cineasta, que recurrió a la de sus vecinos. La vivienda de Monreal fue propiedad de sus padres, ya fallecidos, y ahora la utilizan ella y sus cinco hermanos.

«Aquí vienen unas 500 personas al día, desde muy temprano hasta la noche», dice Monreal, que trabaja en la casa y suele salir al exterior para atender a los curiosos. Como, por ejemplo, Abraham Rodríguez y Jorge Castillo, que vienen de Tepic, estado de Nayarit, 800 kilómetros al noroeste de la capital. «Es uno de los iconos representativos del año: como estábamos aquí de vacaciones vinimos a verlo. Es un lugar obligatorio», dice Rodríguez. «Roma ha sido un realce: al no haberse expuesto en pantalla grande, me impacto más. No me esperaba este reconocimiento a una película emitida en este formato», añade Castillo.

«Me siento muy orgullosa, esta casa se ama y se quiere muchísimo, somos seis hermanos y esto es para nosotros como un templo», dice la propietaria. Sale con gorras con el logotipo de la película, que vende a los curiosos. No obstante, dice que no es un modo de hacer negocio, sino que cree que se trata de un «bonito recuerdo» para los visitantes. 

Gentrificación

Las tres estatuillas que se llevó la película han cambiado la tranquilidad de esta pequeña calle de un barrio que fue de clase alta, decayó y en el que ahora los precios vuelven a ponerse por las nubes por efecto de la gentrificación. Se trata de una colonia de casitas de uno o dos pisos en la que ahora proliferan las barberías y las tiendas hipster. Nada que ver con el residencial de gente acomodada que se retrata en la película.

«Cuando ganaron los Óscar circuló mucha gente por aquí», dice Monreal. Ella recuerda con especial ilusión el acto celebrado con pantallas gigantes en la plaza Río de Janeiro. «Ahí estuvimos recibiendo los premios, muy contentos todos», explica.

Otro hito del filme: como las distribuidoras comerciales no lo proyectaron en el cine, el Gobierno mexicano emitió la película de forma gratuita en Los Pinos, el recinto que anteriormente acogía la residencia del presidente pero que el nuevo mandatario, Andrés Manuel López Obrador, ha ordenado abrir al público.

«Esta película nos ha dejado muy en alto y necesitábamos una cosa de estas para que se vieran verdaderamente nuestros principios, nuestras costumbres. Fue algo muy hermoso. Pienso que todos los mexicanos estamos muy orgullosos», dice Monreal. La conversación se interrumpe. Llega un nuevo grupo de turistas, en este caso de Tijuana, en la frontera con Estados Unidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Peregrinación a la casa de «Roma»