Los superpoderes de Huppert

«Madame Hyde», de Serge Bozon, es una extraña mezcolanza de géneros que bascula entre el fantástico, la comedia y el drama educacional. Desconcertante y peculiar, es difícil que deje indiferente a nadie


Podemos decir que Isabelle Huppert ha explorado en el campo de la interpretación un amplio abanico de personajes, de aquellos más densos y complejos (los más) a cómicos (más escasos pero no menos encomiables): la actriz se pasea por todos ellos dotándolos de su frágil físico y la fortaleza de su carácter. Y, sin embargo, he aquí una novedad, un personaje con superpoderes. Pero no en una película de superhéroes al uso, eso sería demasiado sencillo, sino en el último filme de Serge Bozon, una relectura inclasificable del viejo mito del desdoblamiento de personalidad vía novela de Robert Louis Stevenson, El extraño caso del Doctor Jekyll y Mr. Hyde.

Así, Huppert interpreta a una profesora de tecnología de una clase conflictiva en los suburbios: anodina, insegura, extremadamente frágil, no consigue dominar a sus alumnos pese a toda su vocación docente. Una noche de tormenta -en la mejor tradición fantástica- es alcanzada por un rayo mientras realiza un experimento. A partir de ahí, Madame Géquil se convierte en una persona enérgica, motivada, y que entra en ignición en sus paseos noctámbulos; una Madame Hyde que, pese a no mostrarse de un modo desatado, pronto se ve difícil de controlar.

Madame Hyde, argumento al margen, es una película en sí de difícil definición, una extraña mezcolanza de géneros que bascula entre el fantástico, la comedia y el drama educacional. Desconcertante y peculiar, es difícil que deje indiferente a nadie, como, en general, ocurre con el cine de este autor. Bozon se alía nuevamente con Huppert, como en su momento hizo en Tip Top, y nos ofrece un festival pseudopop donde su actriz es la película y donde, junto con toda su excentricidad, hace una interesante reflexión sobre el sistema educativo y el vínculo profesor-alumno, ejemplificado en la relación entre Huppert y Malik, un alumno con minusvalía que pasa de reventar sus clases a ser un estudiante modelo (sin coacción flamígera mediante).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Los superpoderes de Huppert