El exbatería de The Beatles Ringo Starr dará un concierto en Galicia en el 2018

Actuará el 29 de junio en el Coliseo de A Coruña, presentando «Give More Love»

.

a Coruña / la voz

Por primera vez en la historia uno de los integrantes de The Beatles actuará en Galicia. Se trata de Ringo Starr, el mítico batería de los Fab Four, que estará el próximo 29 de junio en el Coliseo A Coruña. El concierto se incluye dentro de la gira de presentación de Give More Love (2017), que actualmente se está llevando a cabo en Estados Unidos y que el año que viene dará el salto a Europa. Las entradas -cuyos precios aún están pendientes de aprobar por el Ayuntamiento de A Coruña y que en principio irán de 48 a 75 euros (gastos de gestión aparte)- saldrán a la venta en los próximos días.

Aunque el presente de Ringo Starr lo marque este nuevo álbum, en un artista como él pesa de manera especial su pasado. The Beatles todo lo eclipsan y, en sus conciertos, se reúnen miles de fans de los de Liverpool intentando arañar un poco de la magia primigenia del cuarteto que cambió el curso de la historia de la música para siempre. En ese sentido, una buena parte del repertorio que está tocando actualmente mira a esa época.

En sus últimos conciertos interpreta dos piezas de The Beatles que llevan su firma: Don’t Pass Me By y What Goes On (esta escrita junto a Paul McCartney y John Lennon). Por supuesto, no se olvida de Yellow Submarine, originalmente cantada por él en la grabación. Además de ello, en estas actuaciones recupera clásicos como I Wanna Be Your Man o la celebérrima canción With A Little Help Of My Friends -incluida en Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band (1967)-. Con esta última cierra los shows, enlazándola con Give Peace a Chance de John Lennon.

En estos conciertos el artista se muestra como un fan, tan ecléctico como entusiasta. Apenas toca un par de temas de su nuevo elepé, casi a modo de cara y cruz -el vigor roquero Back Off Boogaloo y la caricia pop Photograph-, y deja mucho espacio para composiciones de artistas como Carl Perkins, Toto, Todd Rundgren, The Shirelles, Johnny Burnette, Santana e incluso Tito Puente, de quien se marca el Oye como va.

En directo el músico lleva un batería de apoyo, que comanda el ritmo cuando él se limita a cantar y lo dobla cuando se pone con las baquetas. Actúa con la All-Starr Band, una formación cambiante en el tiempo por la que han pasado músicos tan famosos como John Entwistle (The Who), Joe Walsh (Eagles), Nils Lofgren (The E Street Band) o Jack Bruce (Cream), entre otros músicos ilustres.

Otros intentos anteriores

El interés por atrapar dentro del circuito gallego a algún integrante de The Beatles viene de muy atrás. Lógicamente, los esfuerzos se centraron en McCartney. En A Coruña, durante el gobierno de Francisco Vázquez, se barajó la posibilidad de traerlo. Incluso se pensó en que su concierto se realizase desde un barco en el mar de Riazor. Nada se llevó a cabo. Años después, en el Xacobeo 2010, también se situó el artista en el punto de mira, pero no hubo acuerdo.

De esos intentos frustrados se pasó al de Ringo Starr, ya tanteado el año pasado por el Ayuntamiento de A Coruña. Ahora, en una nueva intentona, se pone la luz en verde para que a sus 77 años un beatle pise por fin un escenario gallego. De paso, podrá visitar la estatua que en los jardines de Méndez Núñez se levantó en honor a su excompañero John Lennon.

Un músico excelente eclipsado por tres genios absolutos

No goza Ringo Starr de honores de gran músico en la mitología rock. Pero lo es. La pegada que dejó como batería de The Beatles es ya eterna. Un modo un tanto ralentizado de llevar el ritmo, unos redobles extraños que se analizan en tutoriales de YouTube y unas soluciones tremendamente originales se suceden a lo largo y ancho del genial cancionero del cuartero. ¿Qué decir si no del ritmo serpenteante de un Come Together repleto de sorpresas? ¿Cómo analizar el pirotécnico derroche de personalidad de Tomorrow Never Knows? ¿De qué manera se puede valorar la deliciosa pereza rítmica de Strawberry Fields Forever?

La lista de interrogantes puede continuar hasta el infinito, aunque siempre habrá quien pretenda caricaturizarlo y reducirlo a su interpretación de Yellow Submarine. Es el precio de haber formado parte del grupo más importante de la historia del pop con dos genios tremendamente prolíficos (Paul McCartney y John Lennon) y otro un poco menos productivo (George Harrison). El punto de bufón siempre dispuesto a la broma y el buen rollo terminaba de redondear la falsa imagen de músico menor. Una escucha atenta al cancionero beatles tira por tierra todo ello. Por citar una de Harrison ahora: ¿Qué sería de Something sin esa mimosa batería que mece la melodía?

Pero es que, además, el carácter bromista de Ringo resultó fundamental para la marcha de la banda. Si como músico se postuló desde el inicio como un complemento perfecto, a nivel personal se convirtió en el pegamento ideal. Cuando los caracteres de John, Paul y George chocaban, la sonrisa de Ringo suavizaba las asperezas. Solo hubo una crisis con él. En 1968, durante las sesiones del White Album, Paul McCartney tocó la batería en la grabación de Back in the U.S.S.R. Ringo se sintió desplazado y menospreciado. Se fue. Volvió once días después, tras recibir un mensaje de Paul: «Eres el mejor batería del mundo para The Beatles», decía. En su retorno, el estudio estaba lleno de flores como demostración de bienvenida.

Paul se encontraba en lo cierto. Entre los expertos en The Beatles existe la incógnita de qué parte de ese modo de tocar es propio o atiende a indicaciones externas. Sea como sea, su legado está ahí. También el de una discreta trayectoria en solitario posterior, con discos destacados como Ringo (1973), Goodnight Vienna (1974) o Time Takes Time (1992).

Votación
13 votos
Comentarios

El exbatería de The Beatles Ringo Starr dará un concierto en Galicia en el 2018