El Marco de Vigo queda a la deriva

El museo de arte contemporáneo se enfrenta a un destino incierto con la marcha de su actual director


vigo / agencia

Siete días después de cumplir quince años, el Museo de Arte Contemporánea (Marco) de Vigo queda huérfano y a la misma deriva que experimentaba el Prestige el día en que el museo abría sus puertas. Iñaki Martínez Antelo, director del Marco durante los últimos doce años, cesa mañana en sus funciones, desalentado por la continua disminución del presupuesto, lo que ha ido repercutiendo paulatinamente en las actividades del centro artístico vigués. Si en los buenos tiempos el Marco llegó a contar con dos millones de euros de presupuesto, en la actualidad se ha quedado en 800.000 euros. La desaparición de las cajas, la huida de la Deputación de Pontevedra y la reducción continuada de las aportaciones de la Xunta y del Ministerio de Cultura han dejado la mayor parte del peso económico en manos del Concello de Vigo, que se cifra en 600.000 euros, un cifra también inferior a la de los buenos tiempos.

La marcha de Iñaki Martínez Antelo ha provocado que el alcalde de Vigo, Abel Caballero, quiera reformular el funcionamiento del museo, que es el más visitado de la ciudad. El regidor ya ha empezado a denominarlo como museo de arte moderno, y no contemporáneo como dicen sus estatutos. Sin embargo, las intenciones municipales se han ido desvelando con cuentagotas, permitiendo que la incertidumbre presida en estos momentos el futuro del Marco.

Esta situación ha generado una gran polémica en la ciudad. Ante las primeras insinuaciones del alcalde respecto a los posibles cambios se ha levantado una gran oposición, principalmente representada por la asociación de artistas profesionales A Colectiva, la Facultade de Belas Artes o la Agrupación de Amigos del Marco. Frente a ellos, el pintor local Mingos Teixeira es la única voz que se ha posicionado públicamente en contra de la continuidad del Marco. Para poder ejercer los cambios, el gobierno presidido por Abel Caballero trató de modificar el número de representantes en el patronato de la Fundación Marco, justificándose en que era el Concello de Vigo el que más fondos aportaba y, por lo tanto, debía tener más poder. 

Un recurso

Esta modificación fue remitida al Protectorado de Fundacións de la Xunta de Galicia, entidad que vela por el cumplimiento de la legalidad vigente en todas las fundaciones existentes en la comunidad. Tras el análisis de la documentación, este organismo informó negativamente: «Non é posible inscribir no Rexistro de Fundacións de Interese Galego a modificación dos estatutos da Fundación Marco debido a que o acordo non foi acadado coa maioría reforzada que establece a lei, concretamente, o voto favorable das dúas terceiras partes dos asistentes á reunión sempre que, ademais, supoña a maioría absoluta dos seus membros».

La nueva línea del centro tratará de satisfacer gustos más populares

¿Y cuál será el futuro del Marco? En estos momentos, el Concello está pendiente de la resolución del recurso presentado contra la negativa a admitir la modificación de los estatutos por parte de la Xunta. El recurso se basa en el principio de que no se han modificado los estatutos sino que, aplicándolos, se ha actualizado el número de representantes en el patronato para hacerlo corresponder con las aportaciones económicas de cada una de las partes. En la actualidad, el patronato está compuesto por tres representantes del gobierno de Vigo, uno de la oposición en la corporación, dos de la Xunta, uno del ministerio y Carlota Álvarez Basso, primera directora del museo.

Mientras no se resuelva el recurso, el Marco navegará con su gerente al timón. Cuando pueda intervenir el ejecutivo municipal en las actividades del centro, se replantearán los contenidos, que considera elitistas. Las preferencias gubernativas pretenden contentar gustos más populares. A ello se une que el Marco está en una de las calles más concurridas de Vigo y que podría ser un reclamo para los cruceristas que visitan la ciudad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Marco de Vigo queda a la deriva