Roqueros en la gran pantalla

Los cines acogerán documentales y biografías sobre músicos como Bob Marley, Lou Reed, Patti Smith y los Rolling Stones


Martin Scorsese disecciona a los Stones en uno de sus conciertos, Bob Marley revive en la pantalla grande y una cámara graba a Patti Smith durante once años para rodar Dream of life. Y es que el cine, además de tomar sus melodías como recurso narrativo, encuentra en las estrellas del rock una de sus eternas inspiraciones.

Scorsese rinde homenaje a la banda de Mick Jagger y Keith Richards en Shine a light , documental que llega a salas españolas el próximo 4 de abril y en el que se recoge con impecable factura una actuación de la banda de rock en el Bacon Theatre de Nueva York. En la grabación, Scorsese hace también una aproximación al entorno más íntimo del cuarteto y a las claves de su éxito, intercalando música en directo con entrevistas.

Scorsese y Marley

La prensa especializada internacional ya se hace eco de otro de los proyectos de Scorsese, quien muestra una actividad frenética tras lograr su ansiado primer Oscar, ya que prepara una biografía del rey del reggae Bob Marley, para la que cuenta con autorización de la familia del músico. Tras la experiencia con Dylan y el éxito obtenido con esa biografía viajada, el director de Toro Salvaje ha puesto la vista en otro de los grandes de la música del siglo XX.

Coincidiendo con este posible proyecto, The Wenstein Company, propiedad de los omnipotentes hermanos Weinstein, ha anunciado la adquisición de los derechos de la biografía del jamaicano, No woman no cry: My life with Bob Marley , escrito por su viuda, Rita Marley. El del intérprete Get Up, Stand Up es una biografía más que esperada, mientras que otros se hacen esperar, como Control , debut en el largometraje del artista multidisciplinar holandés Anton Corbjin donde se relata la intensidad vital de Ian Curtis -líder de Joy Division-, cuyo suicidio en 1980 lo convirtió en leyenda y dio lugar a New Order. La diferencia entre ambos proyectos quizá estribe en que la visión de la viuda del cantante sea más amable de la que se puede tener sobre la vida de Curtis.

Lou Reed

Y a punto está de llegar a los cines europeos Berlín , donde Julian Schnabel recopila las primeras representaciones en directo de la que se ha convertido en una de las grabaciones más relevantes de Lou Reed, que además da nombre a la cinta, que ha llegado a los escenarios 33 años después de su lanzamiento. La presencia filmográfica de Reed es más bien escasa en comparación con su importancia como músico y no siempre con la calidad que sería de esperar.

Camino de las leyendas y para borrar o recomponer imágenes de grandes figuras del rock, en 27 el documentalista canadiense Stuart Samuels retoma la vida de tres leyendas de los setenta como Jimmy Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison, las tres jotas del rock que murieron a los 27 años de edad, para hacer un retrato social de una generación criada, paradójicamente, en la paz, el amor y en finales felices. Algunas de ellas, ya tratadas en el cine, como es el caso de Morrison con los Doors en la película de Oliver Stone.

Sin embargo, la biografía musical del año ha sido, sin duda alguna, la de Bob Dylan. Su director, Todd Haynes, ha recurrido en I'm not there a más de una decena de actores -Christian Bale, Heath Ledger e incluso Cate Blanchet- para recrear la vida de cantante y encarnar las diferentes caras del genio del folklore y del rock y uno de los músicos más valorados del siglo pasado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Roqueros en la gran pantalla