Un viaje de película

Un tour por los escenarios naturales de la película «Brokeback mountain» Brokeback mountain no existe, aunque sí el paraje donde se ha rodado la que ha sido una de las películas del 2005: el destino de moda entre los norteamericanos son Alberta y las Montañas Rocosas canadienses.


En las Rocosas canadienses no existe ninguna montaña llamada Brokeback. Tampoco en Wyoming, donde se ambienta la romántica historia de dos cowboys que se conocen cuidando rebaños de ovejas en la América profunda. Seguir la estela de esta película, y pisar el mismo suelo que los actores Heath Ledger y Jack Twist pisaron es, no obstante, posible. Basta con trasladarse a las Montañas Rocosas y más en concreto a Alberta, donde la avalancha de visitantes se ha convertido en una constante, dado los éxitos conquistados por la cinta. Lo sabe bien una de las agencias locales, Travel Alberta, que en su página web da constancia de que cada semana reciben docenas de llamadas de personas interesadas en conocer los lugares del rodaje. Brockback mountain se ha ambientado en un amplia zona que se extiende por diferentes por laderas y picos que van desde las montañas de las Tres Hermanas (Three Sisters), a los alrededores de la ciudad de Canmore o Moose Mountain, en Kananaskis Country. Un buen puñado de las escenas que se pueden repetir transcurren en algunos de los últimos campamentos de Alberta. Una de ellas, por ejemplo, se ha rodado en el Lago Upper Kananaskis, accesible al visitante, al igual que las cataratas Elbow o el desfiladero de Canyon Creek, que también se pueden contemplar en la cinta, cuyo director de fotografía, Rodrigo Prieto, se ha dejado asesorar por la Asociación Gay de Rodeo de Calgary, a la hora de seleccionar los emplazamientos. Tour de películaLas agencias locales ya brindan visitas completas a los escenarios de Brokeback mountain. La ruta, que arranca en la localidad de Calgary, permite dormir bajo las estrellas, desfilar entre rebaños de más de mil cabezas de ganado o disfrutar del bar en el que se enamora uno de los protagonistas. A poco más de una hora de esta ciudad de un millón de habitantes se encuentra Canmore, una localidad alpina que acogió el rodaje durante dos semanas. La cordillera de las Three Sisters ha sido una de las más retratadas en esta área. No se puede dejar de visitar. Kananaskaskis Village se convierte en otro de los puntos de parada obligada. A los pies de la estación de esquí Nakiska, ha servido como campamento base para el rodaje de lagos y cañones e incluso del lugar donde a Ennis se le aparece un oso. Los románticos preferirán Cowley, el punto donde arranca la película y en el que se conocen los dos protagonistas. O Fort Macleod, otra de las localidades canadienses que ha ganado fama tras la difusión de la película. Hasta ahora famosa por su teatro y la proximidad a un monumento catalogado por la UNESCO (el head-Smashed-In Buffalo Jump), los ciudadanos nunca olvidarán que en sus hoteles y sus restaurantes ha «vivido» y «cenado» Ennis.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Un viaje de película