Cambio de llaves antes de la moción

La alcaldesa de Sobrado «obliga» a la secretaria a tomar vacaciones y le sustituye la cerradura del despacho


Sobrado dos Monxes / la voz

El pleno de la segunda moción de censura en Sobrado dos Monxes de este mandato está convocado para mañana al mediodía. Con esta cita sobre la mesa, la alcaldesa María Jesús García Souto (Todos por Sobrado), optó el lunes por emitir un decreto para obligar a la secretaria municipal, que se jubila en diez días, a coger vacaciones. La habilitada nacional rechazó tomarse el período de descanso y ayer por la mañana, cuando se incorporaba a su puesto, se encontró con el despacho cerrado y con un cambio de cerradura.

Ante esta situación, la funcionaria denunció los hechos a la Guardia Civil, que llegó a personarse en el consistorio. La secretaria, que no asume la validez del decreto, tiene previsto acudir las próximas jornadas al trabajo y también a la sesión que devolverá la alcaldía al socialista Lisardo Santos, después de que un concejal de la lista del PP le haya brindado su apoyo para el cambio de gobierno.

La alcaldesa justificó ayer su decisión porque a la funcionara le quedaban ocho días de vacaciones y entiende que «é un dereito e tamén unha obriga gozar delas». Explicó que se optó por el cierre de su despacho «como medida de seguridade e de prudencia» por la documentación que allí se guarda. García Souto negó que sea una maniobra para retrasar la moción de censura e indicó que ya se estaba tramitando contar con un secretario sustituto. Lo que sí reconoció es que la secretaria les complicó la gestión municipal. «Si que é verdade que ao longo deste ano houbo unha oposición sistemática por parte dela a facilitarnos o traballo», aseguró.

El pleno de la moción de censura fue fijado automáticamente, tras la denuncia por parte de la oposición de que la alcaldesa estaba retrasando el cambio de concejales (uno por el PP y otro por el PSOE) para evitar que esta operación se llevase a cabo. Era necesaria la renovación, al menos, de uno de los representantes populares para que se pudiera presentar la moción, ya que los tres que tomaran posesión tras las municipales habían respaldado, hace un año, la que presentaron para hacer a García Souto alcaldesa. 

«Non lle vai a saín ben»

Desde el PSOE, que cuenta con cuatro ediles, Santos vinculó la decisión de la regidora a un intento por paralizar el cambio de gobierno, recordó que la secretaria lleva prestando servicio más de 30 años y estima que este tipo de maniobras «van traer consecuencias penais». «Intentou a paralización da moción e como non puido agora fai o da secretaria, pero non lle vai a saír ben», consideró el líder socialista.

Desde el PP, que obtuvo tres concejales en las elecciones y ha sido pieza clave en la presentación de las dos mociones de censura, José Antonio Espiño indicó que el Ministerio de Función Pública tendrá que dar una solución para garantizar la celebración del pleno.

La alcaldesa tilda de «ilegal» la presentación de la moción con un edil que se considera no adscrito y la vincula a un intento de presión para evitar una gestión en la que, sostiene, se intentó el diálogo con todos los grupos. Sin embargo, tanto desde el PP, con quien comparte gobierno, como desde el PSOE, en la oposición, se la acusó de ejercer, durante su mandato, una política personalista, sin consensos pese a haber sido la fuerza con menos respaldo en las urnas y de tener al concello paralizado.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Cambio de llaves antes de la moción