Tragedia en Fin de Año


Una fiesta de fin de año acabó en tragedia en el concello de Oleiros. Todo estaba preparado para pasar una noche de despedida del año, de esas en las que existe la obligación de salir a darlo todo y beber como dicen que solo sabían beber los patricios romanos. Y tanto fue el cántaro a la fuente que al final acabó rompiéndose. Una mala mirada o un comentario que al destinatario pareció inapropiado y ya se armó. El alcohol o las drogas despertaron a la bestia y un mal golpe acabó con dos vidas. Uno de ellos enterrado y el otro encerrado buena parte de su joven vida, con la servidumbre de tener que convivir con su propia conciencia por la estupidez que cometió el 31 de diciembre del 2019.

Buena parte de nuestra juventud no entiende una noche de año viejo sin la correspondiente borrachera. Como tampoco está dispuesta a no agarrarse una cogorza el fin de semana en el botellón de su localidad. ¿Remedios al respecto? Con los mayores de edad la solución se me antoja complicada, pero quizá haya que comenzar con concienciarles mediáticamente de los peligros que entraña su vicio. Cuando hay un menor por medio parece más fácil. Al muchacho que cojan bebido, multa a los padres por no saber controlar a su vástago y cierre definitivo de los establecimientos que les venden la bebida.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
63 votos
Comentarios

Tragedia en Fin de Año