«El puente de O Pedrido es nuestro Golden Gate»

Loreto Silvoso
loreto silvoso A CORUÑA / LA VOZ

ELLAS

María Isabel Martínez Lage, primera mujer directora de la Escuela Técnica Superior de Caminos, Canales y Puertos de la Universidade da Coruña
María Isabel Martínez Lage, primera mujer directora de la Escuela Técnica Superior de Caminos, Canales y Puertos de la Universidade da Coruña EDUARDO PEREZ

Es la obra de ingeniería que más admira la nueva directora de Caminos

23 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Nueva etapa en Caminos. Se pone al frente una verdadera enamorada de la escuela de A Coruña, de la docencia y, por primera vez, una mujer. Isabel Martínez Lage (A Coruña, 1964) recibe a La Voz justo después de vacunarse contra el covid. Se siente feliz.

-¿Cuál es la obra de ingeniería que más admira?

-Quizá las obras hechas con menos recursos, como el primer canal de Panamá. El segundo tiene mucho mérito, porque es más grande, mejor y más sostenible; pero el primero se hizo en unas condiciones que no son las que hay ahora. También me llama la atención el Golden Gate.

-¿Con cuál se queda de por aquí?

-Con el puente de O Pedrido. O Pedrido es nuestro Golden Gate.

-¿Aguanta la respiración?

-Por supuesto, porque soy coruñesa. Lo hacía de pequeña y, aunque ahora voy más por la autopista, sí lo hago cuando paso [ríe].

-Oiga, ¿sus amigos le piden que lo arregle todo solo porque es ingeniera?

-Eso me pasa más con mi familia. Con mis amigos menos, porque muchos de ellos son ingenieros también [más risas].

-¿Es una manitas?

-No tengo más maña que otros para arreglar un enchufe o un electrodoméstico. Sí que sé de dónde viene una gotera o por qué hay condensaciones o humedades y de dónde vienen las filtraciones. Cuando en mi entorno tienen algo parecido, sí me lo preguntan. Pero eso me lo sé [risas].

-¿Cuando va por la carretera, se va fijando en el firme, el drenaje o si está bien peraltada?

-Hay veces que sí. No lo puedo evitar [sonríe todo el rato].

-Al fin una mujer dirige Caminos.

-Es una satisfacción, pero más por el hecho de ser directora que por ser mujer. Me siento muy orgullosa de haber sido elegida para ayudar a mi centro a que funcione mejor. Si, además, soy la primera mujer, entiendo que estoy abriendo un camino.