Culleredo pide más transversalidad en las comunicaciones

Presentó ante la Xunta el documento de alegaciones al anteproyecto del Plan de Transportes de Galicia


Culleredo

El Concello de Culleredo presentó ante la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade de la Xunta un documento de alegaciones al Plan de Transportes de Galicia detallado por puntos, entre los que se destaca la falta de un análisis técnico detallado, la conectividad, la cobertura del resto de centros atractores de demanda, los servicios transversales e intra e intermunicipales y la conectividad de las parroquias del sur de Culleredo.

En el primer punto, se demanda la falta de actualización del anteproyecto, «que parece basarse en los flujos de movilidad que se desprenden de los actuales contratos, que tienen más de cincuenta años de duración con apenas cambios considerables», indicaron desde el Concello. La precitipación en el desarrollo del anteproyecto y la falta de encuestas y preferencias declaradas y reveladas y estudios de tráfico significan, desde el punto de vista del Concello de Culleredo, «un importante fallo en la calidad técnica y en la eficiencia del sistema resultante del documento», sometido a información pública por la entidad autonómica.

En cuanto a la conectividad, la Administración cullerdense identifica un problema de conectividad entre O Burgo y Vilaboa-Rutis, parroquias que concentran el 75 % de la población del Concello con el resto del término municipal. «Existen una serie de relaciones con O Burgo que están sin adecuar, especialmente las intermodales, como puede ser la conexión del aeropuerto de Alvedro y A Coruña a través de O Burgo. Por lo tanto, sería necesario incrementar las frecuencias y expediciones que atienden al tráfico con origen y/o destino en Vilaboa», añadieron.

La cobertura del resto de centros atractores de demanda es el tercer punto que preocupa al Concello de Culleredo. De manera general, y salvo lo comentado en el punto segundo, los principales centros atractores de demanda del Concello disponen de una parada de la red de transporte público a menos de 300 metros de distancia, pero son mejorables en el centro de salud de Culleredo y el IES Rego de Trabe en O Burgo, quedando cubiertos a más de 500 metros; en el polígono de Ledoño, que quedaría cubierto a más de 500 metros; en el cementerio de Almeiras, que quedaría cubierto a más de 500 metros; los centros educativos Andaina, Montespiño y Rías Altas, situados al suroeste de Rutis, y que no quedan cubiertos de ninguna manera.

Desde el Concello comentaron que los servicios transversales, así como los inter e intramunicipales no están contemplados en el anteproyecto con carácter general. «No se contempla las coberturas de nuevas relaciones de movilidad de carácter transversal, manteniéndose la radialidad de la red preexistente de camino A Coruña», añadieron.

Por último, plantean la falta de conectividad de las parroquias del sur de Culleredo. Existen veinticuatro núcleos de población que no disponen de cobertura a menos de 300 metros de las paradas actuales, siendo diecisiete núcleos los que tienen tal carencia si se toma un radio de 500 metros, como Castelo, Veiga, Sueiro y Celas. «Resulta imprescindible que por parte de la Xunta se proponga una solución, bien sea de manera directa o vía transbordo entre los servicios con itinerario por O Burgo (antigua AC-211) y Vilaboa (antigua N-550).

Aumento de frecuencias

El alcalde de Culleredo, José Ramón Rioboo, destaca que existe, a su vez, un déficit del transporte interparroquial, y que se le ha demandado a Infraestruturas que los autobuses que pasan por las zonas rurals de Boedo, Celas u Orro, lo hagan con un mayor número de frecuencias.

Tampoco se descarta, por parte del ejecutivo local, la idea de implantar líneas directas, y es algo que han sugerido los vecinos por medio de encuestas realizadas en los núcleos rurales. «La idea de sostenibilidad que tiene la Xunta no es la misma que tenemos nosotros. Si lo ideal es que las vecinas y vecinos no usen el coche, con este plan no se refleja en el papel. Nosotros siempre defenderemos los intereses de nuestras vecinas y vecinos», apuntó el regidor.

Petición de comisión informativa en Oleiros

Por otro lado, el BNG de Oleiros recuerda que este viernes, día 23, finaliza el plazo de exposición pública y presentación de alegaciones al anteproyecto de explotación del transporte público de personas por carretera, dentro del Plan de Transporte Público de la Xunta. El BNG reclama al gobierno local de Oleiros la celebración de una comisión informativa extraordinaria para «coñecer e poder analizar» la documentación, motivo por el que avanza que solicitará este jueves su convocatoria.

Lamenta que el plazo de exposición pública del anteproyecto no haya sido «más amplio» y que la Consellería de Infraestruturas e Mobilidade escogiese el verano para este proceso. «Dificultando que moitos colectivos sociais e mesmo persoas a título particular poidan informarse debidamente e participar coas súas opinións», añade.

El portavoz municipal del BNG oleirense, Fran Rei, lamentó también que el gobierno local hasta ahora no haya hecho «un especial esforzo informativo por dar a coñecer ao conxunto da veciñanza o anteproxecto da parte do Plan de Transporte que afecta as liñas que atravesan o municipio e a posibilidade de presentar ao mesmo observacións e alegación», indican.

Las alegaciones de Oleiros

Desde el Concello de Oleiros explicaron ayer que la Xunta pretende que el servicio de transporte público en este municipio siga funcionando hasta el 2030 de la misma manera que en la actualidad. Indicaron que el nuevo plan de transporte no recoge ninguna de las propuestas realizadas por el gobierno local y simplemente le da continuidad «á precaria situación actual».

«O plantexamento da Dirección Xeral de Mobilidade para Oleiros non presenta novidades sobre as actuais liñas, frecuencias e paradas. O Concello entende que o actual servizo de transporte é totalmente insuficiente polo que acaba de presentar as correspondentes alegacións para que se inclúan as propostas xa realizadas que, malia que non foron tidas en consideración neste documento», afirmaron.

El Concello de Oleiros demanda una frecuencia de 30 minutos para los núcleos de Montrove, Oleiros, Serantes, Maianca, y Dexo; la creación de una línea al campus universitario adaptada a los horarios del estudiantes; conexiones nocturnas para facilitar los traslados relacionados con el ocio nocturno; mejorar la comunicación con la capital municipal y prolongar la línea de Oleiros hasta el polígono comercial de Iñás en horario laboral.

En las alegacións presentadas también se incluye que las líneas de interés municipal, como la que conecta Lorbé con O Burgo y que actualmente está siendo financiada por el Ayuntamiento, se integren plenamente dentro de las nuevas concesiones. Además, el Ayuntamiento de Oleiros reclama que, en previsión de posibles ampliaciones de las líneas de transporte urbano de la ciudad con los ayuntamientos de Culleredo, Arteixo y Oleiros, se deje claro a legitimidad de estos servicios para garantizar su seguridad jurídica. De las propuestas realizadas por la Xunta, Oleiros sí considera positivo el sistema tarifario que se aplicaría, con bonos mensuales de 50 ó 100 viajes.

«O Concello considera necesario que a Xunta se reúna cos concellos implicados co fin de explicar o plan en detalle, aclarar dúbidas e se fora necesario ampliar os prazos para acadar un acordo antes de iniciar a licitación, co obxectivo de lograr un servizo de transporte digno na comarca da Coruña durante o próxima década», indicaron.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Culleredo pide más transversalidad en las comunicaciones