Skoda Superb TDI: autonomía de punta a punta

Por Javier Armesto

A CORUÑA CIUDAD

SENÉN ROUCO

En un mundo de SUV y vehículos eléctricos, este Skoda Superb, berlina y con motor diésel, tiene un espacio extraordinario, es ágil para su tamaño y puede recorrer la Península Ibérica de punta a punta sin parar a repostar.

22 ene 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

El Skoda Superb mide 4,86 metros de largo y algún día los ingenieros de la marca del grupo Volkswagen nos explicarán cómo consiguen que todos sus vehículos tengan un espacio interior muy por encima de la media. Tanto en el habitáculo, donde los pasajeros de atrás pueden estirar las piernas aunque los de delante midan más de 1,80 metros y vayan cómodamente sentados con la butaca retrasada; como en el maletero, que en este coche alcanza los 625 litros, capacidad que casi se triplica si abatimos los respaldos posteriores. Además cuenta con apertura de portón y eléctrica, lo que facilita enormemente cargar objetos, y trampilla para esquís.

El diseño exterior es clásico, con una línea de berlina tradicional, aunque como decimos es un cinco puertas. Sin embargo, en esta versión Sportline hay varios elementos que aportan algo de picante, como son el spoiler al final del portón, las llantas deportivas de 19 pulgadas y la parrilla, los retrovisores y los marcos de las ventanillas en negro.

Por dentro huye de extravagancias, con una tapicería elegantemente acabada en Alcántara y un salpicadero dominado por la pantalla multifunción de 8 pulgadas. El cuadro de instrumentos es totalmente digital y puede mostrar varias vistas, incluyendo una que despliega el mapa del navegador ante nosotros. Los asientos del conductor y el copiloto son muy amplios y cuentan con regulaciones eléctricas y calefacción, al igual que el volante. Unas molduras que imitan la fibra de carbono completan una atmósfera seria y de coche

Hace un par de años probamos la versión combi del Superb con motor diésel de 190 caballos. En este caso es el mismo bloque de aluminio de cuatro cilindros y 1.968 centímetros cúbicos, pero con la potencia reducida a 150 caballos. Es un poco más lento acelerando, pero mejora el consumo, que roza los 5 litros a los 100 de media. Con un depósito de 66 litros, tiene una autonomía teórica de casi 1.300 kilómetros, lo que nos permitiría ir de A Coruña a Barcelona sin tener que repostar. En el peor de los casos, con un consumo de 7 litros, este coche podría recorrer el doble de kilómetros que los eléctricos con mayor rango.

El otro secreto de Skoda, además del espacio, es la reducción de peso, que hace que un vehículo de este tamaño se quede por debajo de los 1.600 kilos. Esto, unido a un coeficiente aerodinámico aceptable de 0,27, explica el bajo consumo y también la agilidad que demuestra en marcha, ayudado por un cambio automático DSG de 7 velocidades. Acelera de 0 a 100 en 9,2 segundos y la gran distancia entre ejes, de 2,84 metros, asegura una excelente estabilidad.

Tiene cinco modos de conducción, incluido uno individual que permite ajustar a nuestro gusto seis parámetros, entre ellos la propulsión, la asistencia de la dirección y, en el caso de este modelo, la suspensión adaptativa, una opción recomendable y que cuesta 733 euros. Un aspecto que podría mejorar es la insonorización, ya que se percibe claramente el ruido de rodadura.

La versión Sportline trae de serie volante deportivo, pedales de aluminio, tren de rodaje deportivo, regulación lumbar de los asientos, cámara de aparcamiento y sensores delanteros y traseros, asistente de luces, faros antiniebla led con función Cornerlight, alerta activa de cambio involuntario de carril, espejos exteriores calefactables, control por voz y un equipo de sonido con ocho altavoces.

Este Skoda Superb Sportline está disponible por 42.990 euros, incluyendo los extras, pero en la gama encontramos variantes para todos los gustos: un gasolina de 150 caballos, un híbrido enchufable con 160, otro diésel de 200 caballos y un gasolina de 280 caballos, los dos últimos con tracción a las cuatro ruedas. Todos con cambio automático DSG y a tope de espacio.