a coruña / la voz

Cuando hace frío, en Aranga nieva. De toda la vida. Lo sabían hasta los romanos, que carecían de Meteosat. Hoy en día, cuando los hombres y las mujeres del tiempo presumen de conocer semanas antes la llegada de una ola polar con grandes nevadas, nadie avisó a cientos de conductores que ayer a primera hora de la mañana se internaron en la autovía A-6 de que se encontrarían con el asfalto cubierto de un manto blanco y resbaladizo. Así que pasó lo previsible, que dos camiones hicieron la tijera y decenas de coches quedaron varados a la altura de Montesalgueiro durante una hora.

Cuando en la autovía, como en la N-6, ya era imposible circular, sobre las 9 de la mañana, los accesos a esas vías estaban abiertos, sin señales de precaución ni agentes de Tráfico recomendando, al menos, las cadenas. Así que a 5 kilómetros de Montesalgueiro, ya fuese en dirección Lugo como A Coruña, los conductores quedaron parados durante una hora, la mayoría en el carril derecho, como ordena el código de circulación en estos casos.

La nieve afectó incluso más a la N-6, pues ya a la altura de Coirós los automovilistas tuvieron que dar la vuelta. «No vimos ni agentes de Tráfico ni las quitanieves hasta que ya estábamos metidos en la ratonera. Nadie nos avisó de la nevada», lamentaba ayer Manuel Rial en Radio Voz desde la cabina de su vehículo. Eso sí, una vez metidos en el atasco, «las quitanieves empezaron a actuar con rapidez y los vehículos que estaban atrapados pudieron comenzar a circular poco a poco», según contaba otro de los afectados. Más crítico fue otro camionero, que dijo no entender «cómo es posible que Tráfico, con la ola polar que tenemos encima, no estuviese vigilante». Situaciones similares se vivieron en carreteras menores, como la que conduce a Cambás o al lugar de A Mahía, donde la nieve superó el medio metro de espesor y el panadero, con su furgoneta, se las vio y se las deseó para llevar las barras allá donde la nieve dificultaba el acceso. 

Hoy sube la cota de nieve

Las previsiones del tiempo para los próximos días auguran jornadas como la de ayer; si bien hoy se espera que la cota de nieve pase de los 200 metros a los 800. Nevará menos, pero lloverá mucho. Un frente frío dejará agua, pero también vientos de componente sur que ofrecerán un importante alivio térmico. Tras el frente, el aire polar volverá a invadir Galicia. El viernes el viento del norte provocará un nuevo descenso de las temperaturas.

En la ciudad no se vio, pero por momentos cayó aguanieve y se soportaron temperaturas, sobre todo en la zona de A Zapateira, inferiores a los 2 grados. Un accidente en Perillo y otro en Alfonso Molina afectaron levemente al tráfico de acceso. Poco después de las 21.30 horas, una mujer de 34 años y vecina de Cesuras resultó herida de consideración en un aparatoso accidente de tráfico en Mesía, en la carretera que va a Curtis. Al parecer, perdió el control de su vehículo debido a una placa de hielo.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Nadie nos avisó de la nevada»