Vete a una terraza con cronómetro

Sandra Faginas Souto
Sandra Faginas CRÓNICAS CORUÑESAS

A CORUÑA

EDUARDO PEREZ

Charlar con calma con un amigo o una amiga alrededor de una taza de café parece que va a ir reduciéndose a la excepción

14 dic 2023 . Actualizado a las 05:00 h.

En algunas terrazas ya han decidido que no te sirven café ni infusiones para evitar un coste que al hostelero no le sale a cuenta por el tiempo que el cliente se sienta a consumir. Charlar con calma con un amigo o una amiga alrededor de una taza de café parece que va a ir reduciéndose a la excepción, porque de unos meses a esta parte los hosteleros han ido fijando unas normas a su favor. Unos estamos de un lado, claro, y otros, de otro. Pero lo que ya sabemos es que cada vez a los clientes nos han ido ajustando a la rigidez de sus medidas. Hacemos turnos para sentarnos a cenar y a comer, para que de este modo les sea rentable el negocio y es imposible salir en una ciudad como Coruña si antes no has reservado con antelación. Si uno sobre la marcha, un domingo cualquiera, decide comer en familia tiene que armarse de paciencia al teléfono para conseguir que le hagan hueco. Así que en estas fechas ya es misión imposible cenar, si no lo has programado, la noche de Reyes. Vivimos tiempos en los que todo tiene que estar regulado y bajo control, así que no es de extrañar que pronto se instale ese modelo que ya funciona en algunas ciudades de España, en las que prácticamente coges el tique para sentarte en la terraza. De este modo, se produce la rotación deseada por los hosteleros y se evitan esas naturales cervezas que se alargan durante el vermú. ¿Que quieres quedar con tus amigos? Pues te coges el cronómetro y sabes que de 13.00 a 13.30 tienes la mesa para ti, pero con la condición, por supuesto, de que levantes el culo en cuanto den y media. Es el modelo que viene, en un juego de las sillas que terminará por que todos pidamos una consumición lo más cara posible en un tiempo lo más breve posible. Aprovechemos mientras ese futuro no llega.