No nos toques los pezones, Mark

Luís Pousa Rodríguez
Luís Pousa CRÓNICAS CORUÑESAS

A CORUÑA

Paul Sakuma

A mí esas empresas donde se juega al pimpón y te hacen «coaching» los sábados por la mañana me dan mucha grima porque los obreros no sabemos dónde está el enemigo

15 feb 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Me imagino la sede de Facebook, o Meta o como se llame, como la compañía cuqui del último vídeo de Pantomima Full, donde un Rober Bodegas disfrazado de digital manager enrollado nos cuenta las ventajas de una oficina que no parece una oficina, sino una quedada de coleguillas.

A mí esas empresas donde se juega al pimpón y te hacen coaching los sábados por la mañana me dan mucha grima porque los obreros no sabemos dónde está el enemigo. Si el CEO es el que lleva los vaqueros rotos y la camiseta por fuera, a ver quién se aclara con la lucha de clases. Porque si los policías se visten de anarquistas y los anarquistas se visten de policías, al final es todo un lío monumental, como en la novela de Chesterton.

Pero estábamos en Meta, donde el otro día Mark Zuckerberg se encontró a Rober Bodegas y le pidió al de Carballo que le sujetase el cubata mientras amenazaba a la UE con apagar Facebook e Instagram en Europa. Como decimos en Peruleiro, ya estás tardando, Mark. En A Coruña no nos gusta nada Zuckerberg porque los coruñeses somos muy de pezones y él los anda tapando en las fotos como si fuese aquel Braghettone que pintaba calzones y bragas encima de los desnudos de Miguel Ángel en la Capilla Sixtina (un Juicio Final en pañales, vaya The End para la historia de la humanidad).