Asesinó a una vecina inspirado en la película «Abierto hasta el amanecer»

alberto mahía siro A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

siro

Un joven mató a una mujer de 72 años en 1998 días después de comentar a amigos que él podría hacer lo mismo que los protagonistas del filme

01 ago 2021 . Actualizado a las 00:08 h.

En los primeros días de 1998 Canal plus proyectaba Abierto hasta el amanecer. Una película de culto en la que la sangre, la muerte, el terror y la locura jugaban al tute. Los chavales de la época se la papaban como tigretones. Era un cine distinto que sedujo a toda una generación. A un chico del Castrillón, más que a nadie. Parecía un joven normalito que estudiaba en el instituto de Monelos y si algo había que reprocharle era su adicción a las tragaperras. Por lo demás, un imberbe como otro cualquiera que vivía junto a sus padres en el número 35 de la calle Antonio Ríos, en el barrio coruñés del Castrillón. Hasta que la película dirigida por Robert Rodríguez y escrita por Quentin Tarantino le puso la cabeza del revés. En el recreo le comentó a sus amigos que él también sería capaz de matar como lo hacían los hermanos Gecko y días después asesinó a su vecina del sexto.

Aquel comentario a sus compañeros de pupitre que parecía una estupidez de las que se dicen a esa edad y que luego nunca se cumplen, este lo cumplió y terminó siendo condenado a 18 años de prisión como autor de un asesinato.

Un crimen que nadie se podía creer. Sin motivo alguno. Ni robo, ni animadversión hacia la víctima. Nada de nada. La mató porque sí. Tal vez, y esto nunca lo explicó aquel joven del que no se dice su nombre porque ya cumplió el castigo, inspirado en una película en la que unos peligrosos criminales estadounidenses huyeron de la justicia hacia México. En su viaje secuestraron a una familia para poder cruzar la frontera. El lugar de encuentro con sus compinches era en un bar de mala muerte llamado la Teta Enroscada, lugar que sin que ellos lo sepan, estaba regentado por vampiros y que les hicieron la vida imposible durante una noche infernal.