«O retroceso da costa é inevitable, máis aínda do cambio climático»

Además de O Xunqueiro, Oleiros ha perdido 400 metros en los parques de las 13 Rosas, y vivido sustos de Naval, Portelo o el talud de Santa Cruz


Oleiros / La Voz

Pinta mal para los vecinos de la playa de O Xunqueiro. Las Administraciones siempre van por detrás de los elementos y, además, el cambio climático opera a favor de estos. Los últimos derrumbes vividos en este rincón de Mera, con la caída de grandes rocas que colapsan el acceso a la pequeña cala, no son un episodio exclusivo de esta zona sino de buena parte de la costa del Golfo Ártabro, con Oleiros a la cabeza.

El propio alcalde, Ángel García Seoane, reconocía su resistencia a obedecer las instrucciones que le pide la Demarcación de Costas en el rediseño del parque de las 13 Rosas, con la eliminación de los muros junto a Bastiagueiro Pequeno. «Porque se os tiramos pasará o mesmo que o do Xunqueiro, o mar vai comendo continuamente», señaló el jueves. Y el mar y los temporales ya le han dado dos grandes mordiscos a este nuevo parque, uno muy reciente y otro hace año y medio, en total, 400 metros menos de superficie, y un nuevo retranqueo del perímetro de seguridad en las 13 Rosas y en el parque de As Galeras.

Cada vez son más frecuentes los desprendimientos en el litoral. Lo viven ahora los vecinos de punta do Bufadoiro, pero lo palpan también los residentes de Espiñeiro, cuyos acantilados menguan para preocupación de los vecinos, como señalan desde la Rúa de Arán. El talud del puerto de Santa Cruz, este con una importante intervención de Costas, fue uno de los mayores sustos del municipio en los últimos años, al igual que en la vecina playa de Naval, donde hubo que retirar árboles antes de que estos lo hicieran por la ley de la gravedad. En Canide, la cala Portelo es otra de las grandes damnificadas por los temporales.

Y el templo natural de esta costa, Seixo Branco, tampoco se salva del inagotable desgaste. «De feito, esta zona é así froito de traballo do mar e o vento, e ese proceso vai seguir aquí e en moitos puntos da costa», señala Carlos Vales, director del Centro de Extensión Universitaria e Divulgación Ambiental de Galicia (Ceida), con sede en el castillo de Santa Cruz. «So no derradeiro mes entraron nove borrascas, algunha con ventos de 150 quilómetros e unhas ondas altísimas que actúan con moita enerxía no centro da costa», señala Vales, vecino de Bastiagueiro. «Moi preto de aquí hai unha casa construída hai moitos anos que xa tivo que ser apuntalada, o retroceso da costa é inevitable, máis aínda co cambio climático», advierte.

Los vecinos de O Xunqueiro no se resignan. Saben que apenas son un tema de conversación para la Demarcación de Costas y el Concello. Pero las recientes aperturas en la tierra urgen tomar medidas para no lamentar desgracias. El concejal del BNG, Xurxo Martínez Caño, visitó esta semana la zona y avanzó la organización de algún acto para visibilizar la situación de este trozo de costa de Oleiros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«O retroceso da costa é inevitable, máis aínda do cambio climático»