Ni Pasaxe, ni Alfonso Molina, ni tren a Langosteira

La regeneración de la ría y la intermodal se llevan más de la mitad de las inversiones previstas

La avenida de Alfonso Molina, principal arteria de acceso a A Coruña, sufre con frecuencia retenciones y atascos
La avenida de Alfonso Molina, principal arteria de acceso a A Coruña, sufre con frecuencia retenciones y atascos

A Coruña / la voz

Las grandes obras pendientes en A Coruña pasan de puntillas un año más por el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. El enlace ferroviario a Langosteira, una obra vital para el puerto y el empresariado coruñés, aparece con una exigua previsión de 10.000 euros que se corresponden en realidad con un estudio de asistencia técnica consignado por la Autoridad Portuaria. Al margen de pequeñas aportaciones que puedan incluir otros organismos estatales, indica el bajo nivel de compromiso del Estado con esta infraestructura, que no parece que tenga intención de licitar pronto.

Exiguas son también las dotaciones previstas para Alfonso Molina y el puente de A Pasaxe en el 2021, con 100.000 euros en cada caso, para desaparecer por completo la proyección de fondos a partir del 2022. La ampliación de la principal avenida de acceso a la ciudad tenía previsto un millón de euros para el 2021 en las cuentas de hace ya dos años, que tampoco fueron invertidos, y para el ensanchamiento del embudo que se genera para cruzar la ría ya no están los 300.000 euros con los que, en el 2018, se prometía arrancar la obra. En esta ocasión, ni siquiera sobre el papel aparecen las partidas comprometidas para infraestructuras tantas veces demandadas como retrasadas, dada la ya casi acostumbrada falta de ejecución de las cuentas del Estado, que también olvida actuaciones previstas en anteriores documentos, como la cuarta ronda

Inversiones del Estado en A Coruña y su área metropolitana
Inversiones del Estado en A Coruña y su área metropolitana

Si finalmente se aprueban, los Presupuestos Generales del Estado se centrarán el año que viene en el plan de regeneración de la ría de O Burgo, otro de los que lleva decenios figurando en el programa de inversiones, y al que se asignan 20 millones de euros (a los que habrá que sumar la aportación de los fondos europeos). Para la estación intermodal figuran, además, otros 18,6 millones y 3,3 para actuaciones complementarias. Son, prácticamente, las dos únicas grandes obras nuevas en las que, además, se programan inversiones plurianuales para futuros ejercicios.

Aunque sin tren, el puerto coruñés suma en los Presupuestos más de 30 millones para diferentes actuaciones diseñadas tiempo atrás, tanto en los muelles interiores como en la dársena exterior. En Langosteira está previsto acondicionar la explanada que habrá tras el nuevo muelle de 350 metros. Se creará un vial específico para ese dique y varios viales interiores. Se aumentará también el calado del canal de acceso y se incluyen asimismo las indemnizaciones a Repsol, previstas en su día en el convenio. En los muelles interiores se van a rehabilitar los pantalanes petroleros y habrá asfaltado en Batería y Calvo Sotelo en previsión del atraque de cruceros.

Todas las obras del puerto y interior y exterior son con cargo a los fondos de la Autoridad Portuaria de A Coruña, pues cada puerto estatal paga sus obras con sus ingresos.

También Alvedro recibirá fondos en el 2021, entre ellos 2,5 millones de Enaire, y aparecen además otros 2,5 millones para la reforma de Centro de Inserción Social de la Torre. Lo demás son partidas de escasa cuantía para el Muncyt, la RAG o las murallas de la ciudad, proyectos que ya aparecían en presupuestos anteriores. Y en el área metropolitana, unos exiguos 128.000 euros para la variante de Betanzos del tren A Coruña-Ferrol.

En total, la inversión en obras rondará al menos los 78,5 millones, por encima de los presupuestos del 2018 y del 2019 (estos últimos no llegaron a aprobarse), pero lejos de los 90 millones del 2015 o el 2016.

Inés Rey considera que las cuentas del Estado son «manifiestamente mejorables»

A expensas de poder concretar partidas que no precisan excesivamente su contenido en el borrador de los Presupuestos Generales del Estado y en las que podría haber alguna inversión más para A Coruña, las cuentas del 2021 no dejaron satisfecha a la alcaldesa de la ciudad. Inés Rey manifestó tras conocer las principales partidas que son «manifiestamente mejorables. Esperamos -añadió- que en el trámite parlamentario se incluyan y aumenten para determinados proyectos cantidades que consideramos insuficientes».

Por su parte, el grupo municipal del Partido Popular fue muy crítico en su primer análisis de las cuentas. «Los Presupuestos del Estado más altos de la historia de España son los peores para nuestra ciudad en toda su historia», analizaron tras repasar las líneas principales de las cuentas. Lamenta el PP que desaparecen «todas las infraestructuras viarias», como Alfonso Molina, el vial 18, la ampliación de A Pasaxe o la cuarta ronda. «Lo único que aparece -a juicio de los populares- es la ría de O Burgo», pero matizan que es porque la Xunta «consiguió los fondos europeos» necesarios para acometer el proyecto.

Tanto el PSOE como el PP se reservan un análisis más detallado para cuando puedan realizar un examen más profuso de unas cuentas que se hicieron públicas a las cuatro de la tarde.

 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ni Pasaxe, ni Alfonso Molina, ni tren a Langosteira