Pilar Rodríguez: «Fomentar la lectura entre la gente es mucho más útil que una subvención»

lucía cancela / A. A. A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

Santi M. Amil

Considera que el hábito de leer es lo que ayudará a la economía del sector

16 ago 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El viernes comenzó en A Coruña la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión. Pilar Rodríguez es la presidenta de la Federación de Libreiros de Galicia desde junio del 2012 y lleva gran parte de su vida trabajando en el sector. De familia librera, ahora es propietaria de la librería Padre Feijoo en Ourense. La federación que lidera es la encargada de organizar la cita que tiene lugar en A Coruña hasta el 31 de agosto.

-¿Cómo esperaban este año la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión?

-Con la que está cayendo, por lo menos esperábamos que se pudiera inaugurar. A partir de ahí, con ganas e ilusión, pero con cautela.

-¿Cuántos libreros hay este año?

-Este año acuden 15 libreros, por lo que se mantiene en números del año pasado. Además, la feria se ha organizado en base a los criterios de seguridad indicados por el Ayuntamiento.

-Hace una semana estaba instalada la Feria del Libro Nuevo en el Cantón Pequeño, ¿qué diferencias presenta esta nueva?

-La estructura y las casetas son distintas. Esta consiste en módulos a los que la gente accede, porque el tipo de mercancía lo pide. Además, todas las librerías están especializadas en libro antiguo y de ocasión. Se mantiene siendo una feria de referencia.

-¿Cómo es la demanda que perciben entre su público?

-Se orienta hacia un público muy específico. Es más, se hace año tras año en todas las ciudades de Galicia porque tiene una gran acogida.

-¿En esta edición ofrecen algo diferente?

-No, en primer lugar por seguridad, y, en segundo, porque por las propias características de la feria, no se pueden organizar. Por ejemplo, en esta no existe la firma de autores porque directamente, no viven.

-Se trata de una feria con tradición, con toques de «nueva normalidad».

-Sí. En la exposición estarán disponibles un gran número de librerías que proceden de toda España y que llevan visitándonos muchos años. Además, debemos tener en cuenta que el librero viejo no tiene, por regla general, un local físico como los libreros habituales. Su sistema de trabajo es diferente y no siempre están disponibles en un local con acceso desde la calle. Esto se suma a que hay muchos sitios en los que no se ha podido celebrar este evento.