Oleiros /la voz

Los votantes de los siete concellos del cinturón coruñés (Arteixo, Bergondo, Betanzos, Cambre, Culleredo, Sada y Oleiros) se han decantado con sus votos por el PP. En todos fue la fuerza más votada. Una tendencia que se consolida con 33.521 papeletas que lo acreditan en estas autonómicas. Donde sí hubo cambios fue en la segunda posición, ya que, como sucedió a nivel gallego, también aquí se notó un fuerte ascenso del BNG, que logró 17.335 votos, frente a los 12.573 del PSdeG, pese a que en su día se hablaba del cinturón socialista que rodeaba a la ciudad.

Sin embargo, el voto popular no fue en ese cinturón tan abrumador como en la montaña. De los siete municipios solo en Sada (donde gobierna un tripartito), en Bergondo (donde lo hace un bipartito) y en Oleiros (con mayoría de Alternativa dos Veciños) los populares lograron llevarse más de la mitad de los votos emitidos. Así, en Oleiros obtuvieron un 50,01 %, en Bergondo consiguieron un 51,77 % de los votos y en Bergondo alcanzaron el 55,42 %.

Oleiros, un concello siempre singular en unas municipales, en estas autonómicas siguió a la tendencia general, con el PP subiendo en 473 votos, elevando al BNG a una segunda posición con el 23,09 % de los votos, logrando 2.759 respaldos más y pasando el PSOE, a tercera fuerza con un 15,68 %, con 111 menos. En Marea y de Cs, un partido que cuenta con un concejal de este municipio, registraron una gran caída. VOX, por su parte, fue en donde consiguió su mayor número de votos en la comarca, 444.

En Arteixo, donde gobierna el PP, los populares (47,25 % de los votos) casi empataron en papeletas los resultados de las anteriores autonómicas, pero el BNG (25,60 %) los triplicó mientras el PSOE (17,17 %) se mantiene. El ascenso nacionalista fue a costa de los votos que perdió En Marea.

En cuanto a Betanzos, con gobierno municipal del PSOE, se vivió un escenario similar. El PP logró el 49,57 %, seguido de un BNG que también triplicó apoyos (23,01 %) y un PSOE (19,07) que redujo ligeramente sus respaldos.

Culleredo, por su parte, fue en donde, porcentualmente, los populares consiguieron menos papeletas (41,11 %), pese a que subieron en votos con respecto a las anteriores autonómicas. El BNG (26,60 %) también aquí triplicó votos con respecto a septiembre del 2016, mientras los socialistas (21,57 %) reducían en poco menos de 150 votos su resultado.

En Cambre, donde ostenta la alcaldía Unión por Cambre, el PP logró un 43,50 % de los respaldos, con una mínima subida en cuanto votos, y con un BNG (27,16), que creció desde los 894 votos de las anteriores a los 2.960 en esta ocasión, también a costa de En Marea, ya que el PSOE (18,28%) solo cedió 36 papeletas.

En Sada, con una alcaldía en manos de Sadamaioría, el PP logró subir en cuanto a votos (92 más), seguido por un BNG (21,15 %) que también triplicó sus respaldos y un PSOE (15,5 %) que subió 21. Mientras que en Bergondo, con alcaldesa socialista, el PP cedió 30 votos, con un BNG (20,11 %) que subió 515 votos y un PSOE (15,95 %), que cedió 62.

Las papeletas de Vilarmaior. Los vecinos volvieron a tener papeletas que escoger, aunque la mayoría las traían preparadas de casa, reconocían en el colegio electoral de Doroña. En las municipales, solo tuvieron una, las del PP, que obtuvo 628 votos, de los 786 emitidos
Las papeletas de Vilarmaior. Los vecinos volvieron a tener papeletas que escoger, aunque la mayoría las traían preparadas de casa, reconocían en el colegio electoral de Doroña. En las municipales, solo tuvieron una, las del PP, que obtuvo 628 votos, de los 786 emitidos

La comarca prosigue con el apoyo a las políticas de Núñez Feijoo

Los populares han sido líderes en todos los concellos de la comarca, incluso en lugares como Miño, Mesía, Sobrado dos Monxes o Paderne, con alcaldes socialistas, que podrían haber decantado el escrutinio hacia otro resultado. Ese tirón del PSdeG se dejó sentir solo en Coirós, Miño, Paderne y Sobrado dos Monxes, en donde fueron segunda fuerza en votos en unas autonómicas en donde el PP arrasó en cuanto a respaldos. En cuanto a colores políticos no hay cambios en estas autonómicas, ya que en las anteriores también los populares habían sido la fuerza más votada en todos los concellos del área coruñesa.

En este 12J de nuevo el equipo de Feijoo superó al resto de fuerzas en todos los municipios de la comarca, sin contar con el cinturón coruñés, obteniendo más del 50 % de los votos. En este sentido, el respaldo a la candidatura popular fue desde el 50,94 % de los votos emitidos en el Concello de Miño hasta el 68,16 % en el caso de los Vilasantar, donde el PP logró su mejor resultado porcentual.

Teniendo en cuenta el escrutinio de las votaciones en Abegondo, Aranga, Carral, Coirós, Curtis, Irixoa, Mesía, Miño, Oza-Cesuras, Paderne, Sobrado, Vilarmaior y Vilasantar, los populares sumarían un total de 12.963 votos, seguidos, y esta es la novedad de esta ocasión como lo ha sido también en los resultados en la comunidad, por el BNG como segunda fuerza con un total de 4.100 y el PSdeG con 3.364. En cuarta posición quedó Podemos -EU-Anova que lograron 572 y VOX como quinta, con 388, seguida de En Marea-Compromiso por Galicia-Partido Galeguista, con 61, aunque sin lograr votos en algunos concellos.

Votos más testimoniales en la comarca tuvieron Ciudadanos, que logró 76, seguido de Pacma, con 59.

De unos resultados «inapelables» en Abegondo al «non foron bos» de Betanzos

El recuento final propició distintas visiones en los municipios del área metropolitana, con mayor o menor reconocimiento del triunfo o la derrota en función del color político.

La alcaldesa de Betanzos, María Barral, resumió su valoración de unos resultados que «evidentemente non foron bos a nivel xeral e Betanzos non foi una excepción». Por ello, la regidora despidió la noche electoral instando a sus seguidores a analizar el mandato de las urnas para «intentar traballar nunha mensaxe que a nivel local si conseguimos transmitir, pero que nestas autonómicas non».

En Culleredo, los resultados del PSdeG siguieron la tendencia autonómica y «son similares a los de hace cuatro años», subrayó el regidor, José Ramón Rioboo. A renglón seguido, arengó a sus seguidores apelando a que «solo hay cambio posible en Galicia si el PSOE lidera la izquierda», de ahí que «ese es el objetivo para los próximos cuatro años», apuntó en su llamamiento a continuar haciendo «un PSOE fuerte que aglutine el voto progresista».

Mucho más satisfecho se vio a José Antonio Santiso, el alcalde popular de Abegondo. «Se ha logrado un incremento de 1,58 puntos, alcanzando una mayoría absoluta de casi el 60 % de los votos», dijo. Según su opinión, en la base de unos resultados que calificó de «inapelables», estuvo el «apoyo constante del Gobierno de Alberto Núñez Feijoo al Concello de Abegondo para ejecutar los proyectos que necesitan los vecinos».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Los populares conquistan el cinturón coruñés, donde el PSOE cede posiciones