Encerrados en casa por el coronavirus

Javier Becerra
Javier Becerra CRÓNICAS CORUÑESAS

A CORUÑA

Á esquerda, Isabel e Virtudes —respectivamente, nai e avoa materna de Xesús Fraga, escritor e xornalista de La Voz de Galicia—, na cuberta do barco de pasaxe Monstserrat, na primeira das viaxes que fixo Isabel ás illas británicas. Botaba a andar a aventura na emigración da nai de Fraga —á dereita, nunha foto tomada por Ana Couceiro—, quen, por certo, deu en nacer en Londres
Á esquerda, Isabel e Virtudes —respectivamente, nai e avoa materna de Xesús Fraga, escritor e xornalista de La Voz de Galicia—, na cuberta do barco de pasaxe Monstserrat, na primeira das viaxes que fixo Isabel ás illas británicas. Botaba a andar a aventura na emigración da nai de Fraga —á dereita, nunha foto tomada por Ana Couceiro—, quen, por certo, deu en nacer en Londres

Javier Becerra propone recomendaciones con denominación de origen para todo este tiempo que nos viene por delante

13 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Difícil abstraerse estos días a ese coronavirus que nos ha puesto la vida patas arriba. Quien lo hizo, evitando los alarmismos innecesarios, fue empujado ahí poco a poco, pese a su resistencia. Imagen a imagen. Rumor a rumor. Y noticia a noticia. Ver arrasadas las estanterías en donde se coloca el arroz, la pasta y el papel higiénico en el supermercado fue el primer aviso. La efervescencia de los grupos de whatsApp de padres respecto a la posibilidad de suspender las clases (confirmada ayer), el siguiente. Cuando toda la agenda de ocio de la ciudad del fin de semana se ha esfumado no queda la menor duda de que nos encontramos ante una situación totalmente anómala. La idea supuestamente disparatada de encerrarse en casa a cal y canto va calando. Se suspenden comilonas. Se cancelan cumpleaños de niños. Se encajan piezas para conciliar la vida familiar con el trabajo. Se prepara el hogar para permanecer en él.

Ante esta situación se tira de lo típico: libros, películas, juegos familiares... Por ello, más allá de las previsibles, me permito desde aquí lanzar algunas recomendaciones con denominación de origen para aprovechar todo el tiempo que nos viene por delante. En primer lugar, ayer se anunciaba que se puede ver en Amazon Prime Estirpe, el filme que dirigió el coruñés Adrian López en el 2016. Trata sobre un cómic del mismo título publicado en 1969 y que, con el tiempo, se convirtió en un clásico de culto. Ese es el punto de partida de una historia en la que López recurrió a un montón de caras conocidas como Sergio Peris-Mencheta, Silvia Alonso, Nacho Aldeguer o Ignatius Farray para dar forma a su ficción. Aunque fue convenientemente estrenada en su día, este canal de streaming le da una nueva vida.

Otra opción es la lectura. Y al respecto, una buena parada es el recién editado Virtudes (e misterios) del escritor (y periodista de La Voz) Xesús Fraga. Ganadora del premio Blanco Amor, la obra se sumerge en la epopeya de la emigración, sus dobleces y las historias que se quedan entre los que van, los que vuelven y los que se vuelven a ir. Inspirado en la historia de su propia familia, el betanceiro mira a su abuela y, a partir de ahí, traza un libro llamado a ser una referencia en la narrativa gallega.