Arquitectura del refugiado en la UDC

Alberto Corral instala en A Zapateira un módulo automontable para catástrofes. Los alumnos evaluarán sus ventajas y posibilidades como vivienda digna para emergencias


A CORUÑA / LA VOZ

Justo cuando se cumplen diez años del terremoto que en Haití mató a más de 300.000 personas y del que todavía hoy son cientos de miles los que no han recuperado otro techo que el cielo o, a lo sumo, una lona, Alberto Corral monta a 6.500 kilómetros de distancia una arquitectura de urgencia. El ejemplo de refugio, 19 metros cuadrados de dignidad para vidas asaltadas por la catástrofe, se levanta estos días en el campus de A Zapateira, en el aparcamiento de la escuela superior. Allí mismo, el arquitecto instala un módulo experimental «para situaciones de emergencia humanitaria», resume.

Habla de sismos, volcanes, huracanes o guerras que salpican de tiendas de campaña la geografía planetaria y para los que este coruñés, que ha patentado el sistema de construcción Ubuild, del inglés You build (Tú construyes), propone una alternativa «que se puede montar rápidamente sin necesidad de gente especializada y con calidad y confort interior». Prácticamente basta con un destornillador y un martillo.

 Su instalación no servirá solo de escaparate, ya que el módulo forma parte de un proyecto educativo. A lo largo de año y medio, serán los alumnos del máster de edificación sostenible los que se encarguen de analizar exhaustivamente este prototipo de I+D+i gallego «y de forma científica», apunta el diseñador. Recogerán datos sobre su funcionalidad y combinaciones modulares, y medirán también la humedad y temperatura interior en diferentes condiciones. Además, analizarán aspectos económicos y logísticos para conocer modos y costes de transporte e instalación en zonas cero.

Una vez realizado el pormenorizado estudio, «la idea es presentar los datos a instituciones como Acnur (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados) o a algún ayuntamiento que quiera tener espacios para personas en situaciones complicadas», explica Corral.

«La idea es presentar un informe científico sobre este modelo al Acnur»

Dice el ideólogo, con la imagen de los campos de refugiados en la mente, que «normalmente en estas emergencias se colocan cientos o miles de tiendas para uno o dos meses, pero luego se tiran años». Su alternativa nada tiene que ver. Y no solo porque se trate de una construcción modular que permite mil combinaciones posibles, una especie de Tetris en madera, sino porque también de su ingenio ha partido un sistema de regulación térmica innovador mediante una serie de cámaras de aire que se abren y se cierran a voluntad y manualmente. «En verano se puede refrescar el interior y en invierno, aislarlo para conservar el calor», explica.

El ejemplo visible en A Zapateira mide 6,40 por 3,19 metros, suficiente para proporcionar refugio a seis personas. Tiene sala de estar, un baño, una pequeña cocina y la zona de dormir con literas y un altillo con cama. Está hecho en madera laminada de abeto y tableros de pino gallego y su fabricación también es autóctona, ya que salió de la carpintería Maciñeira de As Pontes.

Entre las ventajas de esta arquitectura del refugiado, aplicable también a otro tipo de inmuebles, como los ya existentes en una casa en Ourense, un puesto de socorro en la playa del Lago o un garaje en As Pontes, apunta Corral un diseño que permite cambios fáciles en la fachada, como mover puerta o ventanas para adaptarse al entorno o a situaciones imprevistas. Y también que es una construcción apilable en altura en función de las necesidades. ¿Y el coste? «Varía, claro. Este es un prototipo que anda por los 15.000 euros, pero depende -señala-: si hay un corrimiento de tierras y hacen falta cien... la fabricación en serie rebajaría mucho el precio». 

Construyo mi casa con un destornillador

Toni Silva

El arquitecto gallego Alberto Corral crea una patente de construcción con piezas de madera prefabricadas e inspirada en la filosofía del «háztelo tú mismo»

Desde hace algo más de un año, en la clasificación internacional de patentes ya saben de Alberto Corral, un arquitecto coruñés que ha registrado un innovador sistema constructivo. Bautizado como Ubuild (derivado del You build inglés, «tú construyes»). Porque de eso se trata. Uno mismo se puede levantar una casa con la simple ayuda de un destornillador en dos o tres días.

La clave de este sistema constructivo, que abraza los principios del medio ambiente al apostar por una arquitectura en madera y que repele el hormigón, es el diseño de la colección de piezas cuya combinación genera posibilidades infinitas. Con el mismo tipo de piezas se puede construir un puesto de socorro (como el que asoma en la playa del lago de As Pontes), bungalós como los que se exponen en un rincón de Outeiro de Rei, junto a una de las empresas encargadas de desarrollar las piezas, o una casa de infinitos metros cuadrados. El sistema está inspirado en esa combinación de piezas que encajan del mecano Lego y la filosofía del «háztelo tú mismo».

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Arquitectura del refugiado en la UDC