Las empresas vuelven a cobrar en plazo del Ayuntamiento tras 11 meses de retrasos

El gobierno local reduce un 10 % los servicios sin contrato y saca a licitación proyectos de obra que se remontan al 2016


A Coruña / La Voz

Los cientos de empresas que prestan servicios al Ayuntamiento cobraron en diciembre, casi por primera vez en el 2019, dentro del plazo límite que marca el Ministerio de Hacienda. María Pita les pagó las facturas en 22 días, la mejor cifra del año incluyendo enero, que con 27,87 días fue el otro mes en el que se cumplió el plazo máximo de 30 días.

La velocidad de pago del Ayuntamiento suele mejorar en diciembre. Pero esta vez la diferencia con respecto a noviembre, 16 días, ha sido más acentuada que en ejercicios anteriores.

Fuentes de la concejalía de Facenda, que dirige el edil José Manuel Lage, atribuyen los datos a los cambios que se han implantado en el departamento y a la licitación de servicios que estaban sin contrato, lo que ralentiza todo el trámite de las facturas.

El propio José Manuel Lage detalló que en septiembre había 253 prestaciones sin servicio, lo que suponía el pago de 32.827.080 euros mediante facturas que deben ser legalizadas por Alcaldía o por el pleno del Ayuntamiento. En diciembre estaban sin contrato 225 prestaciones, lo que supone que se habían legalizado un 10 %.

El volumen de servicios que se presta de forma irregular es tan grande que salvo sorpresa el pago de facturas volverá a superar el límite de 30 días pronto. Los plazos deberían normalizarse en la segunda mitad del año, cuando estén listos los grandes contratos que el anterior gobierno no llegó a tramitar a tiempo.

Los principales son la recogida de basuras, a la que se destinarán 11 millones de euros al año; la limpieza viaria, que ascenderá a 15 millones. El objetivo del edil de Facenda es que su tramitación quede resuelta en el primer trimestre de este año. En ese plazo también está previsto licitar el contrato del servicio de bibliotecas, que está en situación precaria desde hace un año y ha ocasionado problemas para pagar las nóminas a los operarios.

El más próximo a la adjudicación es el de recogida de basura. La semana pasada, la mesa de contratación excluyó las ofertas presentadas por Copasa, que cuenta con un informe contrario del técnico del Consorcio As Mariñas; y la de Valoriza, que fue informada de forma negativa por la asesoría jurídica. Así, la única oferta que no incurre en causas de exclusión es la de Cespa, la firma que gestionaba el servicio desde hacía décadas. El proceso, a expensas de posibles recursos, está casi concluido. El concurso se desarrolló en su práctica totalidad en el anterior mandato. Fue objeto de múltiples correcciones y recursos a causa, según fuentes del sector, de sus numerosas deficiencias, lo que ha retrasado el proceso.

Obras atrasadas

Mientras trata de regularizar la situación administrativa, el gobierno local también está intentando dar salida a proyectos de obras que permanecían sin adjudicar. Hay numerosos ejemplos, como la reforma de la plaza de las Conchiñas, que no llega a 250.000 euros y viene arrastrada desde el 2017; la reurbanización de la calle San Fernando, que asciende a 92.000 euros y cuyo proyecto data del mismo año; el saneamiento de la calle Venecia, 212.000 euros, que proviene también del 2017; o la mejora del aparcamiento en la plaza Isaac Díaz Pardo, que asciende a casi 200.000 euros y data de más atrás, del año 2016; entre otros.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Las empresas vuelven a cobrar en plazo del Ayuntamiento tras 11 meses de retrasos