«Vemos chicos de 18 con dependencia clara del cannabis. Antes no pasaba»

La adicción a los porros ya es la primera causa de demanda de asistencia en Drogodependencias


A CORUÑa / LA VOZ

El psiquiatra César Pereiro Gómez (Palas de Rei, 1958) lleva 35 años trabajando en adicciones y casi dos decenios, con un paréntesis en el Hospital de Ferrol, en el Centro de Drogodependencias de Aclad, del que fue director entre 1992 y el 2009. De él ha sido la idea original de llevar al cómic las consecuencias de uno de los consumos que más inquieta a la comunidad médica por su impacto en los menores: el cannabis.

-¿Crece el consumo?

-El problema no es solo que suba el consumo, sino que cada vez el cannabis es de mejor calidad: Tiene más THC, el cannabinoide con mayor potencial psicoactivo, con mayor capacidad de hacer daño. Interviene tanto en generar episodios psicóticos como en provocar descompensaciones psiquiátricas... y en la dependencia.

-¿Es relativamente nuevo?

-Antes no veíamos dependencia al cannabis. Ahora sí y de chicos jóvenes que no son capaces de dejar de fumar. Antes en nuestra unidad de drogodependencias, como en las del resto del país, prácticamente no teníamos este tipo de paciente. Hoy, en el rango de demanda el cannabis es el primero, seguido por la cocaína. La mayor parte de los que solicitan tratamiento por primera vez es por los porros. Cada vez son pacientes más jóvenes, y eso llama la atención. Ya atendemos a chavales de 14 años. Vemos a chicos de 18 con dependencia clara del cannabis. Antes no pasaba. Y tenemos algunos que con 20 ya han tenido un brote psicótico.

-¿Y qué se puede hacer?

-Informar de manera sobre todo veraz, porque hay que distinguir el cannabis terapéutico del lúdico, y se trata de poner encima de la mesa lo que le pasa a los protagonistas. Llegan a una unidad asistencial para tratarse porque acaban teniendo un problema: el cannabis genera una historia progresiva de desapego de tu familia, de los estudios, de los amigos… y termina provocando en tu vida consecuencias en la salud, pero también económicas e incluso judiciales.

-¿Falta concienciación?

-Entre los jóvenes la percepción de riesgo sobre el cannabis es muy baja, no así con otras drogas. Es habitual que los pacientes te digan que cómo va a hacer daño si se usa para tratar enfermos. Y no es así. Pero en los padres cada vez hay más concienciación, por eso cada vez vemos a más pacientes traídos por la familia, o derivados por el médico de cabecera, por el especialista...

-¿Llegan los recursos?

-El problema es que no tiene tratamiento farmacológico, no existe. Básicamente es psicoterapia. Los psiquiatras podemos prestar apoyo sintomático si tiene insomnio, ansiedad, pero lo fundamental es la orientación conductivo-conductual, una terapia que se prolonga. No es como tratarse una fractura o una amigdalitis. Dura tiempo y la posibilidad de recaída es muy alta. 

«Hay interés en que se confunda el derivado de uso terapéutico con el de consumo lúdico»

En castellano y gallego, la publicación titulada ¿Que hay de nuevo? se hizo con la idea de ser presentada en el Congreso Internacional de Cannabis, pero finalmente «no empezamos a distribuirla hasta este año, la Subdirección Xeral de Saúde Pública la está repartiendo en servicios de prevención de drogodependencias», explica el ideólogo de este libro ilustrado .

 

-Ya que se dirige a adolescentes, ¿en los colegios e institutos se distribuirá?

-No estaría mal. Quienes quieran solicitarlo han de dirigirse a Saúde Pública.

-¿Cuál es el objetivo de «Qué hay de nuevo»?

-Básicamente proporcionar de una forma muy visual de información basada en la evidencia científica que contribuya a que los chavales estén mejor informados. Para que no confundan, algo que está bastante extendido, el cannabis terapéutico con el que se utiliza para uso lúdico. Hay un interés creado para que se confunda.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

«Vemos chicos de 18 con dependencia clara del cannabis. Antes no pasaba»