Sauna y bañera de hidromasaje en María Pita

Portátiles, móviles, pantalla táctil, sillas ergonómicas y hasta un sofá, entre las peticiones de la Marea para su local municipal

maria pita

A Coruña

Seis portátiles, seis móviles, otras tantas tabletas, dos ordenadores de sobremesa, luces con sistema de temperatura cálida para el local municipal, un nuevo equipo de climatización, doce caballetes, mesas de oficina, veinte sillas apilables, seis ergonómicas, pantalla táctil, un sofá… Es un resumen de la lista de peticiones realizada por la Marea para sus aposentos en María Pita.

Ya hace tiempo que en ese local, el mismo que ocupó el PSOE durante el mandato anterior, se echa en falta un relevo tecnológico, con gadgets que aporten novedades y humanicen la burocrática vida del político. Pero en su modestia, la confluencia ha dejado fuera de su lista elementos imprescindibles en todo local municipal que quiera presumir de una mínima dignidad. Por ejemplo, una bañera de hidromasaje. Qué mejor manera de aliviar tensiones después de un pleno bronco, con orcos amenazadores. O quizá una sauna, con propiedades terapéuticas probadas y la posibilidad, incluso, de reutilizar el vapor para irrigar y favorecer el desarrollo de un corredor verde hasta el salón de plenos. Habría que considerar además un servicio de bar para reponerse de la pérdida de líquidos y, con el objetivo de avanzar por dicho corredor en comunión ecológica con el ambiente, unos patinetes eléctricos que transporten a los señores concejales sin necesidad de contaminar.

En cualquier caso, convendrán conmigo en que no sería posible acometer estas reformas sin el personal adecuado. Y por favor, que no se interprete este punto como un dispendio municipal, sino como una oportunidad laboral. Las peticiones de la Marea tirarán del empleo justo antes de la recesión otoñal. En ese despacho municipal será necesario un técnico especializado en frío y calor, un operario para el yacusi, un camarero para el bar, un guardia forestal para el corredor verde y un experto en movilidad que administre el parque de patinetes. Y convendría echar mano de un masajista y de un especialista que sepa regular las sillas ergonómicas, un puesto que a largo plazo puede resultar incluso rentable porque, si el profesional fuese eficaz en su desempeño, se podría prescindir del fisioterapeuta.

En cuanto al presupuesto, tal vez pueda plantearse todo esto como un apéndice de la Ciudad de las TIC y desglosar para este capítulo parte del desembolso previsto en la fábrica de armas. Pues no deja de ser cierto que si queremos una Coruña puntera en tecnología, una auténtica smart city, María Pita debería ser el principal bastión. Así que ya está tardando el pleno extraordinario que plantee y ejecute esta coyuntura.

Las viejas costumbres de la nueva política.

La Marea pide un sofá y sillas ergonómicas para su despacho

Xosé Gago
El PSOE ocupó el local que según la Marea Atlántica no cumple las exigencias de habitabilidad desde el 2011 hasta el 2019
El PSOE ocupó el local que según la Marea Atlántica no cumple las exigencias de habitabilidad desde el 2011 hasta el 2019

Solicita seis ordenadores portátiles, dos de sobremesa, una pantalla táctil y seis móviles y otras tantas tabletas, entre otras cosas

La junta de portavoces debatió este martes las peticiones de material de los grupos municipales. La más abultada fue la presentada por la Marea Atlántica (seis ediles, tres asesores), que pide: seis ordenadores portátiles, dos de sobremesa, seis móviles y otras tantas tabletas. Los seis teléfonos son más que los que tenía toda la oposición en el anterior mandato, cuando había uno por partido.

La Marea considera además que el local municipal que ocupa debe ser reformado, porque, por falta de iluminación natural y la mala ventilación, es «incompatible cunhas condicións de habitabilidade mínima». Paradójicamente, se trata del mismo espacio que ocupó el PSOE durante el mandato anterior. Hasta que no se pueda ejecutar la reforma, para mejorar el local, han pedido que se pinte, se renueven las luminarias con «emisores de temperatura cálida» y que se revise el sistema de climatización. La Marea solicitó ademas distintas piezas de mobiliario: cinco tableros «de madeira maciza de cor clara» de 2,44 metros de largo por 0,8 y 1,2 metros, doce caballetes, dos mesas de oficina, 20 sillas apilables, seis sillas ergonómicas, una pantalla táctil, una pizarra blanca, un perchero y, finalmente, un sofá.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Sauna y bañera de hidromasaje en María Pita