Primer asalto en la pelea por la alcaldía

Xulio Ferreiro ya se ve alcalde, mientras que Beatriz Mato e Inés Rey le relegan a la tercera plaza y Francisco Jorquera le reprocha que no tiene proyecto y ha gobernado a golpe de ocurrencias


A Coruña

Radio Voz emitió este viernes el primer debate de la campaña de las municipales, en el que cruzaron espadas los candidatos de los partidos que tienen representación en el pleno de María Pita: Xulio Ferreiro (Marea Atlántica), Beatriz Mato (PP), Inés Rey (PSOE) y Francisco Jorquera (BNG).

La piscina del Castrillón «será construida sendo alcalde Xulio Ferreiro», dijo el propio Ferreiro, que ya se ve cuatro años más al frente del Ayuntamiento. No piensan lo mismo Inés Rey y Beatriz Mato, que situó a la candidata socialista como próxima líder de la oposición, lo que relegaría a Ferreiro a la tercera plaza. Jorquera no entró en el tema, pero insistió en que la Marea gobernó «sen ter proxecto de cidade» y «a golpe de ocurrencia».

La falta de aliados de Xulio Ferreiro fue un reflejo de todo el mandato, en el que la Marea rechazó cualquier acuerdo de gobierno estable con el PSOE o el BNG. Su respuesta a las críticas fue desviar las culpas en otras direcciones: «Os únicos que abandonaron a cidade foron a Xunta e o Goberno central, co PP á cabeza e con [Pedro] Sánchez (...) con que tampouco vimos nada»; y advertir que las críticas al gobierno dañan la imagen de la ciudad.

Pero, «la política de ir de mártir no te va a funcionar», le replicó Mató. «Solo tienes que salir a la calle para ver cómo estás dejando la ciudad», dijo en referencia a las toneladas de basura que desde hace cuatro días se acumulan en las calles. Ese conflicto planeó sobe todo el debate, Inés Rey le mostró una foto del CEIP Anxo da Guarda, con un contenedor rebosante en la puerta: «Esto es A Coruña hoy por la mañana», reprochó la socialista.

Jorquera más allá, y apuntó a las contradicciones del candidato de la Marea. Con «todo o cariño» recordó a Ferreiro que «non se pode decir que son o mesmo que Pedro Sánchez ‘en baixiño’», como hizo el lunes, y ahora que «moi mal as súas políticas, é importante a coherencia», subrayó.

El candidato de la Marea también trató de equiparar al PSOE con el PP por sus discursos críticos con su labor. Son «difíciles de distinguir», dijo. Pero algunos de los momentos más vibrantes del debate se dieron entre Mato y Rey, cuando la primera recordó a la candidata socialista el apoyo de su partido a la investidura de Xulio Ferreiro y a su continuidad en el gobierno: «Parece que el PSOE pasaba por aquí. Tiene razón [Rey] en que en la ciudad estamos padeciendo, pero el PSOE es corresponsable de la inejecución del presupuesto».

La candidata socialista replicó que no estaba al frente del partido cuando se tomaron esas decisiones, y contragolpeó más adelante acusando al PP de ser corresponsable con la Marea del retraso de la Intermodal, y a Mato de haber adoptado algunas de sus propuestas, como la de bajar las tarifas en el párking del Materno.

Ferreiro trató de desactivar las críticas unánimes a su gestión acusando a sus rivales de que «non coñecen os datos da cidade ou os falsean e non sei que é máis grave». Pero él mismo admitió en su primera intervención, centrada en el comercio local: «Non sei se están pechando máis dos que abren». Poco después Francisco Jorquera si aportó una cifra: «Pecharon 800 comercios en oito anos, perdimos o 25 % do tecido comercial».

El actual alcalde destacó además distintas medidas adoptadas en estos años, como la bajada de los precios del bus, la expansión del carril bici -en el que toda la oposición cree que hay que hacer mejoras importantes- o la mediación para resolver el conflicto judicial sobre la antigua sede de Fenosa; y pasó al ataque reprochando a los socialistas ese caso, el de las expropiaciones del Castro de Elviña o las de Someso.

Rey replicó: «Una concejala imputada en su lista, los pisitos, el edificio Citroën». Esas fueron tres de las polémicas del mandato, la confusa conducta judicial del Ayuntamiento en el pleito sobre el edificio Citröen -que según la sentencia el Ayuntamiento pareció querer proteger y demoler al mismo tiempo-; el concurso de compra de vivienda que se saldó con cinco adquisiciones irregulares -dos de ellas a un firmante del manifiesto de la Marea- y la imputación de la concejala Claudia Delso por la adjudicación de los usos de la cárcel.

No hay precedentes de candidatos en esa situación. Pero esa tema siguió siendo el elefante en la habitación que nadie ve, y el debate no derivó en un cruce de acusaciones. Al contrario, se intentaron plantear proyectos para el próximo mandato. Del plan de choque de limpieza de Mato al consorcio de transporte de Rey, pasando por la recuperación del carril bus de Jorquera. Ferreiro anunció que exigirá la apertura al público de los muelles de Batería y Calvo Sotelo ya -aunque siguen allí empresas e instalaciones, como los oleosilos de alúmina-; y prometió que en seis meses se pondrá en marcha la reforma de las líneas de autobús. Hubo exclamaciones de los demás candidatos. Jorquera le recordó que había anunciado esa medida para el 2016: «Promete que vai facer no próximo mandato o que non fixo neste».

Xulio ferreiro. candidato de Marea Atlántica

En la soledad buscada

Equiparó a PP y PSOE mientras ignoraba al BNG

La estrategia de Xulio Ferreiro fue clara: equiparar al PP con el PSOE y dejar hacer al BNG. Salió al ataque, criticando la campaña de los populares sobre la «Coruña parada», equiparándola a un ataque a la ciudad. Ni el BNG, nada sospechoso de apoyar al PP, secundó el argumento.

Tras su ofensiva inicial, trató de elevarse por encima de sus rivales. Insistiendo en que tienen un «descoñecemento brutal da cidade», o en que todos los proyectos que propusieron son en realidad de la Marea. Tampoco funcionó, aunque las escaramuzas entre Mato y Rey le dieron algún respiro para armar la otra parte de su discurso, basada en promesas nuevas ?como abrir ya el puerto? y otras anticuadas ?como las reforma del mapa del bus?.

Acusó las críticas, persistentes pero tranquilas, de sus rivales con ciertos gestos de tensión; y cayó en varias contradicciones que les armaron de argumentos en su contra. Atacó a Pedro Sánchez pese a haberse proclamado su equivalente coruñés, destacó la pujanza económica de A Coruña solo para que le recordasen sus críticas a los empresarios, o cargó contra Francisco Vázquez aunque lo había elogiado durante este mandato.

Beatriz Mato, candidata del PP

Hasta eligió su oposición

Se situó como única alternativa al eje Marea-PSOE

Tras la victoria de Pedro Sánchez, el primer objetivo de Beatriz Mato era que el PP siguiese siendo la única alternativa a la Marea y el PSOE. Se empleó a fondo, hasta el punto de reconocer el auge de los socialistas señalando a Inés Rey como futura líder de la oposición contra ella. Sin caer en estridencias, fue implacable con la gestión de Ferreiro: «Creo que lo quieres hacer de buenas [gobernar], pero no te sale, no te sale», le reprochó.

Echó lazos en todos los sectores del electorado de centro a derecha, desde la «defensa de las tradiciones de A Coruña», con el elogio a su potencial económico, «pero no gracias a su alcalde, sino a sus empresarios, a los que denostas», espetó a Xulio Ferreiro.

Insistió en su experiencia de gestión, en su capacidad de diálogo y en su deseo de que A Coruña vuelva a ser un referente. Lanzó propuestas sin perder la oportunidad de corresponsabilizar a los socialistas de los problemas. El PSOE no pasaba por ahí», dijo en referencia a su apoyo a la Marea. Esa táctica es similar a la que Feijoo empleó con éxito en las autonómicas del 2016, aunque el presidente fue más explícito y pidió directamente el voto a los socialistas desencantados.

Inés Rey. Candidata del PSOE

Contra PP y Marea

Salió al ataque para distanciarse de ambos grupos

«Somos líderes en falta de limpieza, en parálisis en la gestión, en falta de diálogo, en récord de paro», dijo Inés Rey casi al inicio de su primera intervención. La candidata del PSOE tiró con todo contra la Marea, a la que acusó de «boicotear» el centro de salud de Santa Lucía, e intentó reclamar así el puesto de primera aspirante a la alcaldía que le otorga la extrapolación de los resultados del domingo. Rey no se amilanó cuando el alcalde equiparó su discurso al del PP, e incluso le mostró una foto de los efectos que el conflicto de la basura está teniendo en las calles. Estuvo ágil y dura en las réplicas. Cuando Ferreiro criticó a Francisco Vázquez, le leyó el elogioso discurso que dedicó al exalcalde el día que colgó su cuadro en María Pita. Cuando el alcalde citó los casos urbanísticos de mandatos previos, le reprochó los que se han abierto con su gobierno. Cuando Ferreiro mencionó como un logro la apertura de una web para los mercados locales, le recordó que fue una propuesta del PSOE. Encontró más dificultades cuando Mato le recordó que, pese a esas críticas, su partido había apoyado a la Marea. Se desvinculó de esa decisión, lo que dio pie a que la candidata del PP le preguntase si defiende a su partido. 

Francisco Jorquera. Candidato del BNG

El alcaldable tranquilo

Evitó las refriegas sin rebajar sus críticas al regidor

Francisco Jorquera interpretó el elogiado papel de Pablo Iglesias en los debates de las generales. Evitó la refriega y, en tono siempre tranquilo, expuso algunas de las críticas más firmes a la gestión de Ferreiro, y a los argumentos que el candidato de la Marea usó en el debate. «É malo confundir a crítica ao goberno coa crítica á cidade», dijo al regidor después de que este insistiese en equipararlas. Desmontó sus críticas a los presupuestos de Pedro Sánchez recordando que el grupo de Podemos los respaldó; y le leyó la cartilla cuando prometió el cambio en las líneas de bus para los primeros seis meses de mandato: «Primeiro dixo que se faría no 2016, logo que se faría público en abril do 2018 e se aprobaría en setembro, agora resulta que se sigue gobernando se vai facer realidade no primero semestre do mandato... Ten un problema o goberno que di que vai facer no próximo mandato o que non fixo neste», concluyó.

Al no entrar en refriegas pudo explicar su modelo de ciudad, del que puso como ejemplo Pontevedra, y para exponer numerosas medidas, desde la recuperación del carril bus hasta la puesta en marcha de un banco de locales desocupados para darles uso social o facilitar la creación de microempresas. 

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Primer asalto en la pelea por la alcaldía