El grupo de Cebrián se hace con gran parte de la oferta de ocio nocturno

Adquiere el 50% del complejo del Playa Club y  la discoteca Moom


a coruña / la voz

Juan Carlos Rodríguez Cebrián y Luis Diz, propietarios de la sala Pelícano, gestionan desde esta misma semana otros cuatro locales emblemáticos del ocio nocturno en la ciudad. Se trata del Playa Club, la sala Moom, el bar Atlántico 57 y el restaurante El Andén, estos dos últimos ubicados en el complejo del Playa.

El grupo hostelero que comenzó su andadura en marzo del 2016 cuando la sala Pelícano abrió sus puertas al público se hace ahora con el 50 % de estas sociedades. De hecho, desde esta misma semana ya vienen ocupándose de la gestión de las nuevas adquisiciones empresariales. El otro 50 % está en manos del empresario Juan Rivera, que ya estaba vinculado a estos negocios.

En cuanto a los planes que los nuevos propietarios tienen para fortalecer los negocios, Rodríguez Cebrián apuntó que están todavía «analizando el tema. La idea es dejar el Atlántico como está y en el Andén quitar la cocina y convertirlo en un club para gente de mediana edad. El Playa y el Moom van a seguir igual, aunque dentro haremos unos arreglos. Se trata de darles fuerza».

El empresario coruñés sigue así apostando por la hostelería y el ocio nocturno. Playa, Pelícano y Moom, tres referencias de las madrugadas, están ahora en las mismas manos.

Hace años que el empresario Juan Carlos Rodríguez Cebrián dejó de lado el sector textil para centrarse en otros negocios. Tras el éxito del Pelícano, el ex director general de Inditex parece haber encontrado un mercado en el que se siente a gusto. Su aventura en el sector hostelero comenzó hace casi tres años con un proyecto ambicioso, como es la Sala Pelícano, situada en el centro de ocio Cantones Village. En los últimos meses, Rodríguez Cebrián se ha hecho con la propiedad del Pier y del Amura junto a su socio Luis Diz, que ya controlaba la gestión del Dux. Así, a través de varias sociedades han conseguido dominar prácticamente toda la oferta del recinto.

Aparte del ocio nocturno, el grupo hostelero también se hizo, a finales del 2017, con el restaurante El Huerto, situado en los Cantones y ahora rebautizado como Pura.

La entrada en el Playa Club servirá, según el empresario Rodríguez Cebrián, para «revitalizar» una sala que tiene más de 60 años de vida (fue inaugurada en 1957), pero al mismo tiempo mantener su filosofía y o personalidad. En esas instalaciones ha habido miles de conciertos. El Playa Club ha sido siempre un auténtico templo de la música en directo en la ciudad. Una sala casi legendaria donde se han dado cita algunos de los mejores músicos del mundo.

Discotecas

El grupo de Cebrián y Diz emprende esta nueva etapa que inició el que ahora será su socio, Juan Rivera, quien a través de su empresa Producciones 15004 se hizo en junio del año pasado con tres locales importantes de la hostelería coruñesa. Así, la firma que ya tenía la concesión de la discoteca Playa Club adquirió Moom 57 (la antigua discoteca Ola Green, situada en paseo de Ronda), el 57 Bar Atlántico (lo que era el antiguo salón de banquetes del Playa Club) y el 57 Boite (el local situado a pie de playa donde en el pasado funcionaba La Boite del Playa Club).

De este modo, Producciones 15004 recuperó parte de lo que en el pasado fue el complejo Playa Club. Este, que históricamente formaba un todo, se separó tras irse deshaciendo de sus diferentes partes el Real Club Deportivo.

Concesión

Las instalaciones del Playa Club están sujetas a una adjudicación municipal sujeta a unas leyes que impiden dar otros usos a la instalación o emprender reformas distintas aprobadas en el pleno municipal del 2003. El cambio de utilización motivaría la automática rescisión del contrato de la concesión. Solo podrá dedicarse a la actividad hostelera.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

El grupo de Cebrián se hace con gran parte de la oferta de ocio nocturno