«Nosotras también somos pacientes»

La enfermería sale a la calle a pedir apoyo a la población para que el Congreso debata una iniciativa legislativa popular que fije un ratio máximo de enfermos por profesional


A Coruña / la voz

«No pedimos más que poder cuidar bien al enfermo», insistía ayer Ana Carballeira, miembro del sindicato Satse y enfermera del Chuac, en el Obelisco, donde instalaron una mesa para recoger firmas para incrementar las plantillas dedicadas al cuidado del que sufre. Hoy, estarán en la plaza de Lugo, y durante nueve meses se les podrá ver más allá de las consultas y las plantas de hospitalización. «A ver qué parimos», bromeaba una de las captadoras de apoyos. Han decidido, como muchas de sus compañeras en el resto de España, echarse a la calle a pedir ayuda a la población con el objetivo de reunir las 500.000 firmas necesarias para que el Congreso de los Diputados debata una iniciativa legislativa popular que fije un número máximo de pacientes por profesional.

La campaña, que se inició el pasado día 7 en el propio hospital, se asienta en el argumento de la seguridad y la calidad en los cuidados, y, tal y como ya aclaraba entonces Marina Souto, «no pedimos ningún aumento de sueldo, pedimos para todos».

«Nosotras también somos pacientes -apuntaba ayer Carballeira- y también queremos tener la mejor asistencia». Tras más de 17 años ejerciendo su trabajo, constata que «la crisis ha repercutido mucho» y de ahí que las plantillas cada vez estén más ajustadas. «Es un error, porque esto es por el bien de todos: está claro que no se puede llevar igual a 20 pacientes que a 40 y si lo que queremos es dar calidad asistencial... como profesionales, la sobrecarga va en nuestra contra, nos afecta a nosotras, pero también afecta al paciente; solo queremos dar cuidados de calidad, que para eso nos hicimos enfermeras».

Según los datos recabados en un estudio por el sindicato Satse, la media europea es de ocho enfermeras por cada mil habitantes, en España está en 5,3 y en Galicia en cinco.

Peor en la privada

«En algunas áreas, como en Neurología, donde está la Unidad de Ictus, ahora por fin van a reforzar personal; se han dado cuenta de que tenemos mucha carga de trabajo, muchos son pacientes muy dependientes, necesitan mucha ayuda y cuidados», contaba otra profesional, Ana López, con 18 años de experiencia.

En un rápido resumen, explicaba cómo en la sanidad pública suele haber una enfermera para 15-18 pacientes en hospitalización, cuando consideran que el ratio adecuado es de 6 a 8; en las unidades de cuidados intensivos atienden a una media de 5 enfermos, tres más de lo marcado como idóneo, y en atención primaria «también están superadas». «Eso en la pública, en la privada está mucho peor», advertía.

Para tratar de corregirlo, se han marcado como objetivo que la enfermería coruñesa aporte al menos medio millar de firmas cada mes. Ayer, la jornada invitaba al optimismo: «La gente está respondiendo muy bien, nos comprenden porque muchos han visto y vivido la situación».

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Nosotras también somos pacientes»