El verano anima el mercado laboral

Más de 35.000 contratos se cerrarán estos meses en el área coruñesa. Los servicios suponen el 90 % en la ciudad. Las empresas de trabajo temporal han duplicado su volumen en 7 años

.

A Coruña / La Voz

Las contrataciones de verano son un termómetro de la evolución de la economía. Y los datos en A Coruña y el área metropolitana, al igual que en el resto de la provincia, están dibujando una curva al alza. Este año se prevén más de 35.000 contrataciones totales en la zona, 10.000 más que hace cuatro años, firmadas en su mayoría en los meses de junio y julio.

Y otra vez el sector servicios absorbe la gran mayoría de esos datos en la ciudad de A Coruña, con el 90 % de las contrataciones, con apenas 1.000 en industria, 600 en construcción y 400 en agricultura y pesca, según los datos acumulados del 2017 que se replicarán en el 2018 (otra cosa es la calidad de ese empleo). De momento, los datos de desempleo de junio arrojan 425 parados menos con respecto a mayo.

En las empresas de trabajo temporal esperan que las cifras mejoren este verano «entre un 10 y un 12 %». «A día de hoy se disparan los contratos en el sector servicios, además de la hostelería por la atención al cliente en tiendas de ropa y teleoperadores -explica José Oreiro, responsable de Adecco en el noroeste español-; en A Coruña también estamos notando muchos contratos en el comercio electrónico».

Para Oreiro el mercado laboral del verano es una avanzadilla de la evolución global de la economía. «Cuando en un sector no se contrata en verano, ese sector no tira», espeta. Además de las optimistas previsiones para los próximos meses, este experto asegura que «uno de cada tres trabajadores que se incorporan a un puesto para cubrir una baja a través de una ETT acaba siendo contratado como indefinido, aunque no necesariamente de una forma inmediata».

Con él coincide Eduardo Adán, de la empresa Nortempo: «Más o menos el 30 % de los contratos en los que somos intermediarios se acaban convirtiendo en indefinidos». Precisamente estas empresas han incrementado su volumen de trabajo en los últimos años. En el 2017 en la provincia de A Coruña duplicaron las contrataciones de mayo a octubre con respecto al 2010: 35.930 por los 18.109 de entonces.

Y A Coruña, dicen los expertos, no es de las ciudades que más acusa la estacionalidad. Hay otras de evolución más abrupta a lo largo del año. «Por ejemplo Vigo, allí cuando en agosto se detiene Citroen, casi todas las empresas de la automoción se resienten y se adaptan a esos tempos, el movimiento laboral baja mucho», explica Eduardo Adán. En A Coruña no hay una empresa tan gigantesca que someta de ese modo al resto de la economía. Sí, está Inditex, pero como todo su sector, se rige por las campañas de moda. «Mayo es un buen mes para la contratación en el sector textil en empresas de logística o manipulado, pero luego baja hasta el nuevo arreón del mes de agosto». También destaca el sector alimentario. Ahondando en la comparación con el sur de Galicia, en las Rías Baixas es mucho más abrupta la diferencia invierno-verano en el sector hostelero, ya que allí la demanda estival crece de forma más acusada que en el entorno coruñés.

Las rebajas

El período de rebajas es otro de los momentos que convulsiona las contrataciones en julio, en el que la fecha de inicio se ha diluido por las necesidades de cada sector o los centros comerciales. «Ahí toca a todos los negocios que tienen atención al público, además de las sustituciones por vacaciones», apunta Adán.

Pero sindicatos como UGT repelen el optimismo volcado desde las empresas de trabajo temporal o la propia Consellería de Economía. «A fragmentación laboral dá vergoña, é unha lacra no mundo laboral, ás veces algúns contratos rozan o escravismo», explica José Carrillo Souto, quien tacha de «desproporcionadamente optimista» el porcentaje del 30 % de contratos de verano que acaban derivando en indefinidos. «Como moito o 10 %, e xa estou sendo eu moi optimista», apostilla Carrillo.

18.429

La Cámara de Comercio local constata «un repunte en las contrataciones subvencionadas»

La Cámara de Comercio centra sus esfuerzos de contratación en menores de 30 años. Uno de los principales recursos que ofrece esta institución es la ayuda para la contratación con el objetivo de la inserción laboral. Por seis meses de contrato a jornada completa, la empresa contratante recibe una subvención de la Cámara de 4.950 euros. «Estamos notando un repunte en las contrataciones subvencionadas», explica Ana Agras, subdirectora de la institución. «Cuando empezó la recuperación económica había un problema de desajuste y es que el mercado laboral no iba al mismo ritmo que esa recuperación, pero ahora ya empiezan a ir juntos», indica. En el programa se han inscrito más de 8.000 jóvenes de A Coruña y comarca. «Y esperamos un nuevo repunte de inscritos con los recién titulados universitarios», explica Agras. El año pasado se realizaron 47 contratos «subvencionados», y en el 2018 ya van por 25.

La Cámara también reparte bolsas de empleo para todo tipo de profesionales y, esta vez sí, «sin límite de edad». Las más solicitadas son comerciales, administrativos, ingenieros, y personal de atención al cliente. «Pero en cambio nos cuesta encontrar ingenieros industriales, informáticos y soldadores».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El verano anima el mercado laboral