Los expertos piden una planificación meditada y consensuada del puerto

Alertan de la necesidad de encajar los nuevos espacios en la malla urbana

.

A Coruña / La Voz

En la segunda jornada de Tecendo Litoral que se celebró ayer en Palexco se entró más en detalle, con datos sobre otros modelos portuarios, aunque de modo muy resumido, a través de especialistas llegados de Bilbao, Saint Nazaire, Barcelona, Mahón y Valencia, donde se han llevado cabo procesos con algunas similitudes.

Tal vez el modelo más cercano a A Coruña sea el de Bilbao, porque también allí la actividad portuaria se desplazó por la construcción de un nuevo puerto, dejando en la ciudad cientos de miles de metros cuadrados libres para abrir la ciudad al Nervión. «Muchas ciudades ponían la sostenibilidad y el medio ambiente por delante; sin descuidar eso, nuestro objetivo era ver cómo recuperábamos el empleo, porque primero es comer y después filosofar», dijo Ibon Areso, exalcalde de Bilbao en los años del paro y la crisis de la industria pesada. «El encuentro entre lo público y lo privado no fue la clave de nuestro éxito, lo más difícil fue poner de acuerdo lo público con lo público, ponerlos a todos juntos a remar en la misma dirección», dijo Areso de una lugar en el que «pusimos la ciudad mirando a la ría», actuando primero en las zonas más degradadas y proponiendo usos diversos. Invirtieron en transformación tecnológica y recursos humanos y también en cultura, «el mejor termómetro de la vitalidad de la ciudad».

Toni Vidal (La Mar d’arquitectes) contó su experiencia en el puerto de Mahón (Menorca). Allí desde la segunda mitad del siglo XX el turismo rompió el equilibrio de usos portuarios a través de «un fenómeno especulativo, un paradigma que pretende abusar del territorio». Parecía, dijo, que el «único futuro era el ocio ligado a los cruceros», algo que dejaba fuera a la población local. Vidal defendió otros usos, deportivos, urbanos, educativos e industriales con una «reparación dinámica» de pequeñas intervenciones que permitan la unión entre el puerto y la ciudad.

Barcelona

Josep Bohigas, de la Agencia de Desarrollo Urbano Barcelona Regional, habló de la apertura del puerto barcelonés, sobre todo desde las Olimpiadas. Habló de algunos errores a la hora de planificar algunas zonas. «En vez de escoger el modelo de Marsella, sin vallas a la ciudad, se escogió el modelo de Mónaco», apuntó sobre el puerto deportivo. Lo que se quiere ahora, dijo, es «reconquistar esos lugares que se han perdido», recordando la importancia de pensar el litoral «tejiendo los barrios que tiene detrás».

Decisiones políticas

Sobre la necesidad de crear un frente común entre Administraciones habló el catedrático coruñés de Derecho Administrativo Javier Sanz. «Si hay desencuentros, la buena política acabará ganando la tarea», dijo. Apuntó también que lo que está pasando en A Coruña, la transformación de una zona portuaria, no es algo exclusivo de la ciudad, sino que se ha dado en todo el mundo y de otros ejemplos se puede aprender, apuntando a la necesaria «integración social de los puertos» e insistiendo en que el diseño de una ciudad es competencia local.

«Un waterfront, dijo, no es solo un lugar para pasear, solo de ocio, solo verde. Es un lugar donde se pueda trabajar, donde se pueda vivir», dijo, haciendo hincapié en la necesidad de que la reconversión «se haga con cariño» y en plantearse la tarea en términos realistas: «¿Qué quiere usted, qué quiero yo? ¿Cómo podemos llega a un acuerdo?», dijo el especialista.

«El alcalde dijo que no a privatizar en Saint Nazaire»

Stéphane Bois es arquitecto y trabaja en el Polo de Desenvolvimiento de Saint Nazaire (Francia), un ente de carácter público participado por administraciones, similar a un consorcio. «Queremos desarrollar un puerto aumentado, hacer del puerto una gran figura urbana sin olvidar la realidad portuaria, no es fácil a veces con la autoridades portuarias, pero se puede, con una discusión a veces dura», dijo. A preguntas del público Bois explicó que en Saint Nazaire sí estaba prevista la venta suelo en el área portuaria para construir pisos «en la parte más icónica». Esa propuesta inicial cambió porque el alcalde actual -el proyecto era anterior a su mandato- dijo que no quería privatizar ese suelo. Cree que el objetivo, en todo caso, es conseguir aportar «un valor añadido par mejorar las condiciones de vida, pero también desde el punto de vista económico», sin entrar a valorar si hace falta o no uso residencial para lograr este último. En su caso, de las 200 hectáreas de puerto se trabaja solo en la parte más urbana.

«¿Especular? En Bilbao si hubo plusvalía fue pública»

Para el sector que en A Coruña insiste en los términos «especulación» y «pelotazo» tuvo palabras ayer, en respuesta a una pregunta, el exalcalde de Bilbao y responsable de su transformación, Ibon Areso. «¿Especulación? Si hubo una especulación, una plusvalía, fue pública, se invirtió todo en la ciudad, limpiamente. ¡Especulación! Me sorprende esa postura: el objetivo es hacer buena ciudad, que ofrezca oportunidades. No es que no se haga nada porque eso es especular. Ahora, en 55 hectáreas, se está haciendo una segunda transformación de la ciudad, estamos levantando 5.500 viviendas en una zona mixta residencial y de trabajo, lo que nos preocupa es que haya juventud; que haya un beneficio industrial no significa que exista un pelotazo especulativo, no sé si estamos poniendo el carro antes de los bueyes», dijo Areso, para quien lo que hay que plantearse es qué es calidad de vida: «Para nosotros, conseguir un sitio agradable donde vivir, con acceso a la vivienda y mayor nivel de renta, con más empleos y lo mejor pagados posible».

«Es un prejuicio decir que no puede haber vivienda»

El arquitecto coruñés José González-Cebrián Tello alertó de la «posición intransigente de obtención de recursos de la Autoridad Portuaria». Sí ve necesario revisar los convenios del 2004 sobre el puerto y entiende que la planificación es competencia municipal, no portuaria. Pero ve también algo que destaca: «La primera lección, fundamental, es que hay que entenderse». Pero González-Cebrián alertó también sobre otros mensajes que circulan estos días por la ciudad: «Es un prejuicio plantear que ahí no puede ir una sola vivienda», dijo en relación a San Diego, y recordó que en la ciudad, en los últimos años «no se ha hecho vivienda pública por lo difícil que era encontrar suelo», una superficie que ahora sí habría en San Diego y cuya urbanización se puede controlar. «San Diego tiene unas dimensiones tan excepcionales que es como una nueva ciudad, actuar en ese suelo requiere tiempo, dinero y programación», dijo, apuntando que ese espacio es mayor que el de los barrios que lo circundan.

«Nuestro modelo no especulativo nos permitió aumentar los ingresos»

Ramón Marrades, director técnico del Consorcio Valencia 2007, contó su experiencia en el caso de La Marina de Valencia. Allí el caso es distinto del coruñés, pues lo que se busca ahora es reconvertir no un espacio de uso portuario, sino otro nacido de la organización de grandes eventos que ha supuesto para la entidad de Marrades una deuda de 450 millones de euros. El puerto cambió en la época de la Copa América y la Fórmula 1. «Era un espacio elitista desconectado emocional y físicamente de la ciudad», dijo. En el 2012 el modelo seguía siendo «lo peor del urbanismo banal: un centro comercial que no funciona, un acuario lo más grande posible y sitios caros para tomar copas».

Él llegó en el 2016 a la entidad y aplicaron un modelo que restablece relaciones entre puerto y ciudad a través de la música popular y de las actividades cotidianas. «Nuestro modelo no especulativo nos permitió aumentar las actividades y los ingresos», dijo, aunque también se vendió una parcela para levantar un edificio de hasta cien metros de altura. La deuda está ahí, y aunque toda no se puede pagar, dijo, sí se asumirá una parte realista.

El foro acabó ayer con un taller abierto a la participación de los asistentes.

Críticas del PP

El PP, a través del presidente provincial, Diego Calvo, criticó ayer el foro, al que consideró «una reunión de amigos de Ferreiro» y del que dijo que «no responde a la opinión de los coruñeses» porque las ideas expuestas estaban ya «predeterminadas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Los expertos piden una planificación meditada y consensuada del puerto