Wismichu, sobre su agresión: «La he cagado y aquí estoy, admitiéndolo»

El «youtuber» coruñés publica un vídeo explicando su versión sobre la agresión por la que ha sido denunciado

Wismichu: «La he cagado y aquí estoy, admitiéndolo» El conocido youtuber coruñés publica un vídeo explicando su versión sobre la agresión por la que ha sido denunciado

Redacción

«En los últimos días ha surgido un rumor en los que dice que supuestamente me he pegado con una persona y le he dado un botellazo. Bien. No es un rumor. Es una realidad. Ha pasado. Y aquí estoy, para hablar de ello». Así comienza el vídeo No hagáis lo que yo que este domingo ha publicado en su canal secundario el conocido youtuber  Wismichu, el coruñés Ismael Prego, para aclarar la agresión por la que ha sido denunciado ante la Policía Nacional en A Coruña.

«Podría pillar y decirlos que son todo patrañas, que me quieren difamar, que son todo mentiras... o simplemente pasar del tema y dejar que el tiempo lo tape todo y la gente se olvide. Pero no soy así. La he cagado y aquí estoy, admitiéndolo. Eso sí, también tengo que decir que la versión que está circulando por las redes está omitiendo muchas cosas y exagerando otras».

Wismichu fue denunciado durante la madrugada del sábado por agredir con una botella de cerveza a un joven de 21 años. Fue una de las compañeras del denunciante quien ha relatado a en las redes sociales los hechos. Según la versión de esta joven, todo ocurrió pasadas las seis de la mañana del sábado, en el piso que comparte el agredido con dos chicas, en la plaza coruñesa Mestre Mateo. El youtuber y otros dos amigos habrían sido invitados a la vivienda por una de las jóvenes inquilinas. En un momento de la noche, Wismichu comenzó a discutir con el denunciante sobre el conflicto catalán y la figura del rey de España. La conversación se fue acalorando y, finalmente, los inquilinos del piso decidieron echar de la vivienda al youtuber y sus amigos. Ante este veto, Wismichu, «que entonces estaba sentado en el salón, cogió una botella de cerveza y le golpeó tres veces en la cabeza» al denunciante, según la denuncia interpuesta ante la Policía Nacional.

Pero la versión que este domingo ha dado Ismael Prego a través de YouTube difiere un poco. No en el origen del conflicto, que es el mismo, el referendo ilegal y la independiencia de Cataluña. El joven explica que se encontraba en Galicia de visita, ya que en pocos días será su cumpleaños, y quería celebrarlo con su familia y amigos. Estando de fiesta con varios compañeros, cuenta que acabaron en casa de una chica que los había invitado a tomar unas cervezas. «Hasta ahí todo bien, la chavala majísima». «El problema llegó cuando entró en la casa uno de sus compañeros de piso». El denunciante. Wismichu cuenta que desde el primer momento hubo tensión con este chico, «me miró y dijo 'qué cojones hace este payaso en mi casa'», que le empezó a tratar mal, a reírse de su trabajo y a buscar pelea. «Hasta que surgió el tema determinante que causó toda la pelea», el «dichoso referéndum, del putísimo referéndum». Ismael Prego contaba a los presentes que la situación en Barcelona, donde reside, «está muy tensa». «Les dejé clara mi posición, que es totalmente neutral». Y asegura que a partir de este momento el joven al que agredió se «volvió loco», que intentó razonar con él, pero que no hubo forma. La discusión subió de tono, hasta el punto que el denunciante lo agarró y lo echó de su casa: «'O te vas de mi puta casa o te parto la puta cabeza'. Me cagué». Wismichu cuenta que en ese momento, aterrorizado y sin pensar, «no se me ocurrió otra cosa más que soltarme dándole con lo que tenía agarrado en la mano, que era una botella», y que echó a correr. Y a partir de ese momento, miedo, confusión, y recuerdos borrosos. 

 «Actué mal, sí, lo sé pero lo hice instintivamente para defenderme», cuenta el vídeo que dura algo más de once minutos.  «Llevo desde ese día sintiéndome como una puta mierda. En parte por miedo, porque no sé quién es este chaval, ni de qué es capaz, ni con quién se relaciona... En parte también por los comentarios que estoy recibiendo de la gente. Me están llegando a amenazar de muerte en foros por haber escuchado solo una versión y no haber contrastado con la mía... En parte porque yo no soy así y me siento fatal conmigo mismo. No sé cómo cojones he podido llegar a pegarle a alguien con una botella... Y en parte también porque he jodido a mi familia y a mis amigos». Prego se defiende de las acusaciones que circulan sobre él. «La he cagado. Lo que hice estuvo mal y me arrepiento muchísimo. Pero ni le he dado una paliza, ni le he roto una botella en la cabeza... no quería hacerle daño». Y también aclara, frente a lo que se pueda estar contando, que  «no le pegué por sus ideales, tenía miedo y me defendí». Ya al final, Wismichu asegura que le están enviando mensajes advirtiéndole sobre las personas que lo han denunciado. «Me están llegando mensajes de gente de Coruña que tenga cuidado con esta gente, que quieren joderme y sacarme el máximo de pasta posible». Pide perdón por haber tenido que subir un vídeo que espera que sirva «para calmar las cosas».

La reacción de Wismichu ante una agresión machista a una joven

C. A.

El youtuber narra como un hombre agredió a su novia por celos tras verla hablar con él

«Anoche flipé. Un desgraciado le pegó a su novia por el mero hecho de pararse a hablar con mi grupo», así el testimonio del youtuber Ismael Prego, más conocido como Wismichu, en el que narra con todo los detalles cómo vivió de cerca la agresión a una joven seguidora de su canal de Youtube. 

Wismichu cuenta que una joven seguidora suya se paró a hablar con él mientras estaban en un bar. 

Pero durante el tiempo en el que estuvieron hablando el hombre comenzó a tener una actitud violenta con ella que llamó la atención a Wismichu al resto de sus amigos. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
29 votos
Comentarios

Wismichu, sobre su agresión: «La he cagado y aquí estoy, admitiéndolo»