Dos años y un día de gobierno inestable

Xosé Vázquez Gago
Xosé Gago A CORUÑA / LA VOZ

A CORUÑA

PACO RODRÍGUEZ

El equipo de Ferreiro sube en las encuestas, sigue en minoría tras rechazar un pacto con el PSOE, tiene conflictos con el Puerto, la Xunta y el Gobierno central, y sigue abriendo nuevos frentes

21 may 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El 24 de mayo, dos años y un día después de las elecciones que le dieron la alcaldía, Xulio Ferreiro y su gobierno de la Marea Atlántica se adentran en la segunda mitad del mandato. Lo hacen con las encuestas a favor, la última de Sondaxe les da un concejal más, en la misma situación de minoría con la que eligieron gobernar, sin aliados estables en el pleno, enfrentados al Puerto, la Xunta y el Gobierno central que controlan sus predecesores del PP, y con más frentes abiertos que nunca.

La situación política es similar a la que el gobierno local enfrentaba 55 días después de la sesión de investidura, cuando los dos partidos que habían facilitado la investidura de Ferreiro, el PSOE y el BNG, se habían ido alejando de la Marea tras duros enfrentamientos por los sueldos y salarios de la corporación y los primeros cambios en el presupuesto.

Divorcio en la izquierda

Adiós a la confianza del pleno. Desde entonces los lazos entre las fuerzas de izquierda no han dejado de debilitarse. En el último año, la Marea rechazó las ofertas socialistas de gobernar juntos, lo que les daría una amplia mayoría absoluta de 16 ediles sobre 27. Vetó para cualquier acuerdo a la exportavoz del PSOE, Mar Barcón, tensando un más la relación. Más tarde rompió el preacuerdo alcanzado con los socialistas para aprobar los presupuestos, y el alcalde recurrió a una cuestión de confianza. La perdió a manos del PP y el PSOE, que ese día cambió su voto con respecto a la investidura.