La duna de Riazor no pudo con el temporal y el agua inundó el paseo marítimo

La alerta en la costa continúa hoy con fuertes vientos que amainarán a medida que transcurra un día que será lluvioso

;
El espectáculo de la pleamar La pleamar volvió a superar las barreras del paseo marítimo de A Coruña haciendo esforzarse a los bomberos y dejando imágenes espectaculares.

a coruña / la voz

La ciudad saludó el martes de carnaval con un temporal de viento, lluvia y olas que volvió a inundar el paseo marítimo a la altura de Riazor. A las cinco de la madrugada, cuando decenas de jóvenes regresaban a sus casas después de una noche de fiesta y disfraces, se produjo la pleamar. La duna se quedó pequeña y no pudo frenar el envite de las olas, que inundaron el paseo marítimo y los equipos de emergencias tuvieron que cortar el tráfico. La zona más anegada fue la de las Catalinas. Allí se apozó el agua y la isleta se convirtió en una isla.

Pese a que lo gordo se produjo entre las 5 y las 6 de la madrugada, la circulación en la zona era notoria, pues fue una noche de carnaval, víspera de festivo. En un principio, antes de que la policía cortase la calle al tráfico, los vehículos circulaban con el agua hasta las puertas. Afortunadamente, no se produjeron daños personales. Pero sí materiales. El sufrido por un vehículo que su dueño había dejado aparcado el lunes en el dique de abrigo. Las olas lo golpearon de tal modo que se hundió el techo del coche.

Pasada la pleamar de la madrugada, el temporal dio una tregua durante la mañana. Tiempo en el que los equipos de emergencia y servicios municipales trataron de recomponer la duna, pues en algunos tramos desapareció. También el tráfico permaneció cortado hasta la una de la tarde. Se pudo circular hasta las cinco, cuando se produjo de nuevo la pleamar. Y las olas volvieron a inundar la calzada del paseo marítimo.

Antes de que eso ocurriera, la policía tuvo que reprender a un hombre que al mediodía ignoró las cintas que cortaban el acceso a la playa y paseó un rato por la orilla. Rápidamente, fue obligado a abandonar la zona.

Recomendaciones

No fueron pocas las advertencias de las autoridades municipales, que de nuevo aconsejaron a los ciudadanos no acercarse a la costa. Las recomendaciones se prolongarán hasta hoy. Así, el Ayuntamiento mantendrá cerrados los accesos a las playas.

Debido a los fuertes vientos tampoco se pudo acceder a la torre de Hércules ni al Centro de Interpretación y atención al visitante. Permanecieron cerrados y hoy tampoco abrirán sus puertas.

El temporal, que ha dejado olas de casi 16 metros en Punta Langosteira y más de 10 metros en Estaca de Bares, continuará hoy hasta la noche. A las seis de la madrugada se producirá la pleamar, por lo que los equipos de emergencia estarán en alerta. Ya por la tarde, la fuerza del viento y el oleaje comenzarán a amainar y no se esperan grandes problemas en la costa.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

La duna de Riazor no pudo con el temporal y el agua inundó el paseo marítimo