Desacuerdos para reestructurar la UDC

Discordias de última hora empañan el consenso sobre el primer intento de reorganización en 26 años


a coruña / la voz

La Universidade da Coruña votará esta mañana la primera modificación sustancial de su estructura académica desde que se fundó en 1990. El plan echó a andar durante el mandato del anterior rector, José Luís Armesto, y el pasado 13 de octubre llegó al claustro tras 17 meses de trabajo y debates. Hoy el Consello de Goberno decidirá si pone en marcha un proceso histórico que implicaría la desaparición de 17 departamentos y 13 vicedecanatos, y un ahorro estimado de 557.000 euros al año, entre directo e indirecto. Si los votos en el seno de la comisión encargada de elaborarlo (17 síes, 1 no y 3 abstenciones) fuesen extrapolables, la aceptación del plan en el órgano de gobierno estaría garantizada. Pero la súbita irrupción, a 48 horas del Consello, de un grupo de opositores liderados por cuatro catedráticos en su día aspirantes a rector y unidos en torno a la última candidatura rival de Abalde, ha quebrado las certezas. La cautela se impone.

¿En qué consiste el plan y qué objetivos persigue?

La UDC está integrada por 22 centros y 43 departamentos de composición desigual. Entre las facultades y escuelas, que quedan fuera de las fusiones previstas en el plan, hay una mayoría con menos de 500 estudiantes frente a las que superan los 2.000. Igualmente existen departamentos de 80 profesores y otros con solo 20. Con la reestructuración se persigue una estructura administrativa más eficiente, mejorar la docencia e impulsar la transferencia de conocimiento y la investigación.

¿Qué requisitos deberán cumplir los nuevos departamentos?

Al menos 35 profesores permanentes a tiempo completo (o 30 si el número de sexenios del personal docente investigador, PDI, es 50 o más); integridad de las áreas de conocimiento, de manera que no queden divididas entre departamentos distintos; sede en el centro en el que imparta mayoritariamente la docencia; y reducción inferior al 50 % de los departamentos actualmente adscritos a un centro.

¿Hubo participación en la elaboración del plan?

Una comisión, la Ceprea, abordó la elaboración de los criterios a partir de la información de los centros de la UDC y de universidades europeas que encararon procedimientos similares. Tanto los miembros de las juntas y comités de empresa de PDI y Personal de administración y servicios (PAS) como los directores de departamento pudieron acceder a los trabajos y aportar información. A continuación, hubo período de alegaciones, de enmiendas y el debate en el claustro al que se comprometió el rector en su campaña electoral.

¿Cuándo se quebró el consenso?

Este lunes, los catedráticos Daniel Pena, Luis Castedo, Fermín Navarrina y Alejandro Pazos convocaron a la prensa para pedir la retirada del plan del orden del día del Consello de Goberno de hoy (a la Universidade no llegó ninguna petición formal) y anunciar varios recursos al procedimiento por vía contencioso-administrativa.

¿Qué denuncian los críticos?

Los opositores sostienen que todo el plan tiene como fin el control político de los profesores a través de los departamentos por parte del rector. Lo argumentan con la pérdida (por 600 a 638 votos) de la candidatura de Abalde en el sector del profesorado.

¿Qué proponen?

Los cuatro catedráticos se ciñen al ahorro y plantean una solución equiparable económicamente y «menos traumática»: eliminar a los secretarios de departamento.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Desacuerdos para reestructurar la UDC