«¿Para qué son buenos los tacones?»

Una feria y una ludoteca, con «trivial» sanitario, animan el congreso de la SemFYC


A Coruña / la Voz

¿En qué patología se recomienda el uso de tacones? Si David Cal quiere dejar de fumar, ¿con qué le podemos ayudar? En caso de que el emperador Claudio viviese, ¿cómo le trataríamos sus tics? Esas son solo algunas de las preguntas del trivial sanitario que el Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC) instalará hoy en Palexco para amenizar la última jornada del encuentro que reúne a 2.500 médicos. Lo hará montando una especie de casino en la Ludoteca que, junto con el Carrusel Médico y la Habilifeira, ocuparán parte de las instalaciones en una particular competición de conocimientos entre los asistentes. «Es un nuevo modelo para introducir contenidos científicos de forma divertida», explica Susana Aldecoa, vicepresidenta de la Asociación Galega de Medicina Familiar e ideóloga de la actividad junto con Carlos Eirea.

 El juego de preguntas y respuestas, titulado La prescripción no es trivial, se basa en la guía terapéutica editada por la SemFYC para facilitar a los médicos de primaria la elección del tratamiento idóneo y es solo uno de los juegos en los que podrán pararse los congresistas para actualizar sus conocimientos al tiempo que, a buen seguro, echan unas risas. Por lo pronto, ya han probado su eficacia como método de apoyo en la formación de los residentes.

 Podrán también los congresistas participar en La máquina de la verdad, una actividad de ejercicio y estilo de vida en la que les medirán su composición corporal y condición física pasando por una sala de baile donde los acelerómetros registrarán cómo responde su corazón al esfuerzo. La tercera parada será en Solo para tus ojos, un taller ágil para competir en la realización e interpretación de las retinografías, mientras que en Con la muerte en los talones los médicos de cabecera pondrán a prueba su saber en la práctica y lectura de los electrocardiogramas.

 Estas fórmulas didácticas peculiares, que aportan saber ágil y práctico en medio de sesudas ponencias científicas, se aplican también a otros campos, como, por ejemplo, la dermatoscopia para descartar cáncer de piel. Cualquier cosa para que el ingenio médico siga aprendiendo mientras se divierte.

Las quince cosas que ya no hay que hacer en urgencias

Entre los documentos presentados en el congreso figura una guía práctica de las quince recomendaciones de lo que no hay que hacer en urgencias. Los médicos del 061 Jorge Somoza y Fernando Souto participaron en la actualización, que incluye «consejos muy útiles para cambiar hábitos de actuación en base a nuevos estudios», explica Souto. En su caso, le llamó la atención que la evidencia clínica indique ahora moderar el uso de corticoides en lesión medular aguda, un cuadro que «vemos al menos una vez al mes», confirma Somoza, que está en la central del 061 donde al día se atienden 3.000 llamadas. Muy frecuentes son también otros cuadros para los que hay nuevos consejos, como no administrar muchos líquidos en caso de hemorragia, no realizar sistemáticamente placas de tórax en crisis asmática ni de tobillo en esguinces, no bajar bruscamente la tensión en una urgencia hipertensiva o no usar buscapina en cólicos renales.

«A menudo lo urgente no nos deja atender lo importante»

Al frente de la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria, sobre la que ha recaído la organización del congreso, está Jesús Sueiro. En el simposio, denunció la «paralización» de la atención primaria y reclamó recursos e interés por los profesionales sobre los que, a su juicio, debe pivotar la asistencia sanitaria por ser los más cercanos a la población.

-¿Cupos de pacientes excesivos?

-En unas zonas sí y en otras no. Lo que hay que tratar de corregir es la variabilidad y, sobre todo, reparar no solo en el número de tarjetas, sino en el tipo de pacientes, si es mayor, si su patología es compleja.

-¿No se tiene en cuenta?

-Los gestores tiene datos para saber no solo la edad, sino la complejidad del paciente y en base a eso se pueden tomar decisiones sobre asignación de recursos. Si tienes muchos pacientes encamados, se va a necesitar más enfermería. Es la asignatura pendiente. A lo mejor no hacen falta muchos más médicos, sino distribuirlos mejor, y necesitamos también contar con el apoyo de los recursos sociales.

-¿ Por qué cree que no se hace?

-Exige sentarse y planificar. No somos capaces de planificar, ya no las plantillas para cubrir las vacaciones de este verano, sino los médicos que voy a necesitar cuando se jubilen los que se van el año que viene. El gran déficit del sistema es la planificación, las buenas ideas. También es cierto que estamos presionados por el día a día, por la lista de espera, por el conflicto inmediato. A menudo lo urgente no nos deja atender lo importante.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«¿Para qué son buenos los tacones?»