Los caballos, única chispa de vida

La Voz

Donde hoy deberían circular camiones rojos solo hay una pista cubierta de tojos y maleza que desemboca en medio de más tojos y maleza. Al final de este camino había una casa cuya negociación de compra duró casi el mismo suspiro que se empleó en su derribo. Donde hoy deberían levantarse naves «de perfil logístico» de Coca-Cola, hoy pastan caballos y burros, la única chispa de vida en esta parcela, además de insectos y alimañas camufladas en la maleza. Algunos residentes siguieron en primera línea el cambio de titular, cuando Begano compró la parcela a golpe de talonario. Por allí vieron pasar a topógrafos, excavadoras de desbroce, obreros... Hasta que la hierba volvió a crecer. Ningún vecino es capaz de describir la parcela de la multinacional sin levantar el brazo. «¿Ves aquel serradoiro? Pois máis atrás incluso», describe Patricia, vecina de Mondoi frustrada por la paralización del desembarco de Coca-Cola. «É unha mágoa, para o pobo ía ser algo moi importante unha fábrica así», explica. «Pero cando os cataláns mercaron Begano xa imaxinei que isto acabaría parando». A varios cientos de metros de allí, María también vio el lifting del monte al poco de su venta por la familia Leis. «Estaba limpiño e agora volven as silveiras», lamenta. «O Concello non tivo sorte». No obstante, a los vecinos les cuesta creer que tantas hectáreas juntas acaben en la nada. Algunos tienen esperanza a corto plazo. «¿E se viñera Estrella Galicia?»

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los caballos, única chispa de vida