Hay que ver

Manuel González PERIODISTA

A CORUÑA

19 abr 2015 . Actualizado a las 19:36 h.

Hay que ver la facilidad con la que nuestros políticos, estén o no en el ejercicio del gobierno, cambian de discurso. Lo que antes era negro, hoy es blanco. Y viceversa. Sin solución de continuidad. Parece que no hay grises. Vamos, que lo de la variedad cromática no va con ellos. Y menos cuando se ven las elecciones a la puerta de la esquina, como ocurre estos meses.

El penúltimo ejemplo de cambio de criterio (el último, seguro, ya se habrá producido cuando este artículo vea la luz) lo protagonizó el presidente de la Xunta. Feijoo09 llegó a la Xunta con la promesa de cambiar el emplazamiento de la apestosa industria forestal ubicada en la ría de Pontevedra. Pero Feijóo15 se mostró el otro día abiertamente partidario de la continuidad de la papelera que la entonces Empresa Nacional de Celulosas (desde 1990, Grupo Ence) instaló en 1957 en las proximidades de la ciudad de Pontevedra.

Y es que el presidente del Gobierno autónomo -sí, ese que para cumplir el objetivo de déficit para 2014 guarda en su cajón facturas por casi 500 millones de euros- es así de cambiante. Su argumento para defender la continuidad consiste en que Pontevedra es la ciudad con más paro de Galicia, casi el 29 por ciento de la población activa, es tan válido ahora como lo era en 2009.