La ORA no tiene quien la quiera

Ni una empresa se presentó al concurso del servicio por vía ordinaria

Varios coches aparcados en la zona ORA de la ciudad junto a uno de los parquímetros.
Varios coches aparcados en la zona ORA de la ciudad junto a uno de los parquímetros.
X. G. A Coruña La Voz

El plazo de presentación de ofertas para gestionar el servicio de gestión de la ORA terminó ayer sin que ninguna empresa presentase su candidatura por la vía ordinaria, en las oficinas municipales. Es posible que alguna compañía haya enviado sus propuestas por otro canal, como por correo postal, o que la entregase en alguno de los registros autorizados, desde el de la Xunta hasta el de la subdelegación de Gobierno.

En caso de que no sea así, el Ayuntamiento podría abrir un nuevo plazo de presentación de ofertas sin necesidad de modificar el pliego actual de condiciones, que incluye un importe de licitación de 2,3 millones de euros por ejercicio para cubrir un servicio cuyas condiciones han cambiado con respecto al que todavía presta la firma Vendex.

La mayor novedad del proceso radica en que desde este año -con la nueva adjudicataria- la ORA se atenderá «a riesgo y ventura» de la empresa, es decir, el consistorio no cubrirá con fondos propios los déficits que puedan producirse. Durante el año pasado las pérdidas que cubrió el Ayuntamiento rondaron los 30.000 euros al mes, algo que ya no podrá suceder.

Eso supone que la concesionaria deberá mantener con la recaudación de los parquímetros todo el operativo. El pliego fija que quien gane mantendrá durante ocho años la prestación, prorrogables por otros dos más. Según los cálculos municipales en esos ocho años facturará unos 17 millones, aunque no todos será para la empresa. Así, el consistorio se quedaría con un 6 % de la recaudación mensual bruta y un 10 % del total anual, aunque las bases ya indican que si se recauda más de lo previsto, el porcentaje se reducirá.

Un problema para las empresas sería la necesidad de subrogar una plantilla que lleva muchos años prestando servicio en A Coruña, que no es escasa y que supone el mayor gasto anual para mantener el servicio. En esas circunstancias es posible que el contrato tenga un interés escaso para los profesionales del sector, pues la recaudación anual prevista podría no ser suficiente para pagar los gastos de gestión.

En el pliego se especifica que a mayor recaudación, más beneficios tendrá la empresa. En principio la compañía que gane deberá pagar un canon anual al Ayuntamiento, un porcentaje que se irá reduciendo en la medida en que aumenten los ingresos obtenidos en los parquímetros.

En cualquier caso resulta chocante que no hubiera ninguna firma interesada por la vía ordinaria en un asunto que hace ahora precisamente diez años enfrentó a dos grupos deseosos de hacerse con la ORA, que entonces se adjudicaba en conjunto con la grúa.

En aquella ocasión lo ganó Vendex, haciéndose con una prestación que hasta entonces estaba en manos de Aparkisa, su gran competidora, y que recurrió sin éxito a los juzgados.

Hasta ahora Vendex ingresaba por encima de los 3,5 millones al año a cuenta de la grúa y la ORA, que se gestionaban mediante un contrato conjunto que ha sido objeto de numerosas polémicas. No está claro por qué no ha presentado su oferta por la vía ordinaria para mantener el contrato, pero todavía es posible que la propuesta llegue por otras vías en los próximos días o que esperan por si el Ayuntamiento cambia las condiciones del pliego si queda desierto. Hay mucho en juego.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La ORA no tiene quien la quiera