La inversión en la ciudad cae tras el fin de las grandes obras

La Xunta gastará cerca de 30 millones, sin contar las ayudas a la UDC


A Coruña / la voz

El fin de las grandes obras en la ciudad, en especial la tercera ronda, se ha traducido en una fuerte reducción de las inversiones de la Xunta en la ciudad y la comarca. Según el proyecto de los Orzamentos 2015, la Administración gallega gastará en la ciudad cerca de 30 millones de euros frente a los 40 del anterior ejercicio, sin contar las subvenciones a la Universidade da Coruña. La caída de la inversión también afecta al área metropolitana, en la que se invertirán cerca de 12,5 millones, mientras que en los pasados Orzamentos se rozaban los veinte.

La bajada se produce después de un año en el que la Xunta ya redujo el gasto en la zona. Hay que recordar que los presupuestos del 2014 suponían una bajada de la inversión en el área de un 30 % con respecto a los anteriores, cuando se alcanzaron los 90 millones de euros de gasto.

La mayor parte de esos fondos se destinaron a infraestructuras de gran porte, pero están rematadas y no hay otros proyectos para sustituirlas, de ahí la caída de las inversiones en la comarca.

Claro que sigue habiendo actividad. Acabado su tramo de la tercera ronda, la nueva operación estrella de la Xunta en la ciudad es la rehabilitación de la Fábrica de Tabacos y su conversión en sede de juzgados. La Consellería de Presidencia destinará a esas tareas tres millones de euros, una cantidad muy inferior a los 11,9 millones previstos según las cuentas del año pasado. La buena noticia es que la Xunta mantiene la fecha de finalización de las obras para el 2016, cuando se gastarán otros cinco millones.

Sin embargo, los mayores gastos de la Administración gallega se dedicarán un año más al Chuac. El plan director del antiguo hospital Juan Canalejo, como aún se le denomina en los Orzamentos, recibe casi 7,3 millones de euros, además de otras inversiones millonarias para la mejora de sus sistemas informáticos.

Esas grandes cantidades se han repetido año tras año en los últimos presupuestos autonómicos, lo que indica las dificultades de la Xunta para completar el plan director y que se están arrastrando inversiones de ejercicios previos que no se llegan a ejecutar.

Pero los problemas de la Consellería de Sanidade para llevar a la práctica sus propios presupuestos no afectan solo al principal hospital de la zona, sus grandes inversiones para la comarca son los centros de salud de Arteixo y Cambre. Dos instalaciones que ya estaban presupuestadas en los anteriores Orzamentos y en los anteriores a esos, pero que todavía no están listas. Es más, en las cuentas actuales ha desaparecido el centro de Culleredo, que sí aparecía en las anteriores.

Claro que no solo Sanidade tiene dificultades para hacer buenas sus previsiones, la Consellería de Educación vuelve a incluir un año más en los presupuestos la construcción del CEIP de Oleiros, aunque al menos sí prevé desembolsar los fondos necesarios para construir los institutos de Culleredo y Carral, para los que el año pasado se incluyeron partidas destinadas a tramitar el inicio de las obras. Van lentas, pero al menos dan un paso más.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

La inversión en la ciudad cae tras el fin de las grandes obras