Bocinazos de un trasatlántico


«Niebla en la montaña, marinero a la cabaña». Así reza el refranero español, y el dicho se cumplió ayer para algunos embarcaciones de artes menores que faenan en la costa coruñesa, que tuvieron que esperar hasta bien entrada la mañana para salir a faenar, algo que después hicieron con normalidad.

Muchos coruñeses supieron que la ciudad despertaba envuelta en una espesa capa de niebla por los reiterados bocinazos del trasatlántico Oceana, que llegó al puerto coruñés sobre las siete y media de la mañana con casi 3.000 pasajeros y 1.220 pasajeros a bordo.

«A miña muller e máis eu pensamos que volvera a ocorrer outra desgraza no mar, que encallara na Torre outro Mar Egeo», le contaba un cliente a otro en un bar de la ciudad cuando supo a qué se debía el ruido.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags

Bocinazos de un trasatlántico