Un cable tortura a Josefina

Una vecina de Coirós convive con una gruesa línea de telefonía apoyada en su tejado que le impide dormir en noches de viento


Coirós / La Voz

Más que echarle un cable, lo que necesita Josefina es que se lo quiten. Desde hace más de un año sobre el tejado de su casa descansa una línea de teléfono, una gran serpiente negra que corre paralela a la N-VI en el centro de Coirós. Allí estaba hace más de medio siglo cuando Josefina y su marido construyeron la casa, pero ahora se ha aposentado sobre las tejas generando serios problemas y molestias. Especialmente en las noches de viento. «Cando se move o cable rasca o tellado e non me deixa durmir», explica Josefina Pedreira Purriños. Pero el problema podría estar trascendiendo a algo más que un contratiempo acústico. Desde hace meses, el contacto del cable coincide con unas goteras que alcanzan el sobretecho de la cocina de la planta inferior.

«Foi un inverno moi duro, sen me mover da cama xa sabía cando facía vento», explica Josefina, natural de Oza dos Ríos pero residente en Coirós desde niña. La suma de temporales más su cable vecino le han hecho algo más complicado los primeros meses del año.

Telefónica no responde

Josefina asegura que ya se puso en contacto con la compañía propietaria del cable el pasado verano para que se lo retiraran. Pero no hubo noticias. Y este año, tras participar en un programa de la radio local y contar su particular viacrucis con el tejado, el alcalde de Coirós tomó nota y la llamó. «Nos enteramos de su problema y la invitamos a venir por el Concello», explica el alcalde, Francisco Quintela. «Entonces nosotros mismos, en su nombre, hicimos gestiones con Telefónica hace algo más de un mes», indica el regidor. Según narra la propia afectada, aquello sirvió para que un técnico de la compañía acudiese a los pocos días. Pero la visita no le dio muchas esperanzas. «O señor que veu mirou o cable e díxome: ??Tampoco es para tanto??, e marchou».

Cuando lo contó en el Concello hubo cierta indignación entre algunos miembros del equipo de gobierno. El concejal de Obras, Manolo Sánchez, fue quien había preparado el escrito de Josefina, que ahora confía más en una meteorología benigna que en los técnicos de Telefónica para pasar un verano sin ruidos ni goteras. «Estes días aínda me espertou o cable no medio da noite», recuerda. Fuentes de la compañía manifestaron a este periódico que están tramitando una solución definitiva.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Un cable tortura a Josefina