El granizo se impone a la nieve

Varias precipitaciones afectaron al tráfico en toda la comarca

Los coches redujeron la velocidad ante la granizada en Perillo.
Los coches redujeron la velocidad ante la granizada en Perillo.

A coruña / La voz

Rayos y truenos. Y granizo, sobre todo granizo. El viento huracanado de la madrugada levantado por las faldas de Stephanie dio paso a una jornada de abruptas precipitaciones en la ciudad de A Coruña y el área metropolitana, con los consecuentes problemas en el tráfico. Los coches reducían la velocidad con cada tromba de bolas blancas y en algunos puntos de la comarca se registraron varias salidas de vía.

Uno de los principales incidentes se produjo en la carretera entre Ordes y Montouto, en el municipio de Abegondo. Minutos antes de las siete y media de la mañana una placa de hielo afectó a unos quince vehículos, varios de los cuales se salieron de la vía, si bien no se registraron daños personales.

Aranga fue otro de los municipios más afectados por el hielo y la nieve. De hecho, el propio alcalde, Alberto Platas, señalaba que «la verdadera trampa está en las granizadas, nieve no se ha registrado mucha, pero los quitanieves han estado trabajando para deshacer el granizo que se ha ido acumulando por sucesivas granizadas». En este concello varios operarios recorrían a pie las carreteras secundarias para retirar la maleza, ramas y, en ocasiones algún tronco, del medio del asfalto.

En Curtis, Sobrado dos Monxes y Vilasantar el panorama era muy similar, llegando incluso a complicarse el tráfico en la A-6 en las proximidades con el límite con la provincia de Lugo. Todos los dispositivos funcionaron a pleno rendimiento en Oleiros, Arteixo, Sada, Betanzos, Cambre y Culleredo.

En Miño seguían ayer pendientes de dos puntos que han generado alarma tras el paso de continuos temporales. Uno es el hotel Solymar, en la playa Grande, un negocio familiar que ha visto cómo el mar ha excavado los cimientos generando graves daños estructurales. Otro es el talud de la bajada al puerto deportivo, donde las farolas y los árboles han quedado en el aire. El grupo socialista local, a través de su portavoz, Manuel Faraldo, pidió ayer al alcalde de Miño que inste a Costas a poner una solución urgente. «El paso de los vehículos genera una grave situación de riesgo», señaló.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El granizo se impone a la nieve