El año de los grandes proyectos

En el 2014 acabarán muchas actuaciones y los partidos aspiran a que baje el paro

X. V. Gago
a coruña / la voz

En el 2014 los coruñeses esperan ver luz al final del túnel. En muchos sentidos. Por un lado, en el del subterráneo del Parrote (esa inmensa herida dejada al aire en el corazón de la ciudad hasta que se le encontró una solución), por otro, en el de la creación de empleo. El 2013 no acabó bien en cifras de afiliados a la Seguridad Social, pero los partidos esperan, o más bien desean, que las cosas empiecen a coger otros cauces.

En la ciudad, además, se verán cosas por las que muchos llevan esperando más de lo debido. Tal vez la tercera ronda deje de ser una pesada cruz para quienes pasan por la Grela en hora punta y se convierta en esa autovía que sirva para todo lo contrario a crear atascos.

La ampliación de Alvedro también tendría que estar acabada, y con ella las nuevas oportunidades de negocio para que el aeródromo siga creciendo, y deberá estar a pleno rendimiento un puerto exterior en el que se espera ver los primeros pasos del traslado de Repsol desde su actual ubicación en San Diego.

Otro de los grandes «muertos» de la ciudad, la Fábrica de Tabacos, debería empezar a cambiar de cara con la llegada de los operarios que en teoría convertirán el inmueble en un nuevo juzgado. Eso tendría que haber ocurrido antes, pero no fue. Tal vez en el 2014, al igual que la antigua cárcel, que en su estado actual empieza a ser una afrenta para el entorno de la Torre. La ampliación de las urgencias del Chuac, centros cívicos como el de Boandanza y hasta cuatro nuevas guarderías están también en la agenda no de los deseos, sino de los proyectos a materializar.

Pocas de esas actuaciones están en plazo. La mayor parte deberían estar más que listas si las promesas hechas en su día por el mandatario de turno se hubieran cumplido. Pero los sufridos retrasos serán dados por buenos si al final el 2014 permite empezar a dibujar otra ciudad.

Con todo, los políticos municipales citan, ante todo, a la crisis y al paro como los enemigos a batir. En la ciudad hay cerca de 23.000 desempleados, han desaparecido cientos de empresas y las cifras de afiliación a la Seguridad Social están en niveles de hace más de una década, con más de 17.000 empleos destruidos desde el inicio de la crisis.

Los deseos se centran en que esa situación empiece a revertir. Otra cosa son los medios que existen, a nivel local, para ello. Hará falta mucho regalo de los Reyes Magos para acortar las listas del paro, pero al menos la sensibilidad de los grupos se centra en ese asunto.

Algunos leves destellos hay que permiten vislumbrar un futuro menos oscuro. Así, el desempleo mejoró ligeramente, de un modo apenas perceptible, pero mejoró, en los últimos meses del 2013.

No está claro si eso es tendencia o si se trata solo de un repunte puntual que no tendrá continuidad. Lo cierto es que si la situación laboral y empresarial no cambia, difícilmente habrá nuevas obras por las que esperar el año próximo, cuando ya estén terminadas las que todavía colean y no aparezcan fondos para nuevos proyectos.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

El año de los grandes proyectos