Los trámites para descatalogar O Paraugas podrían durar 8 meses

Los expertos desaconsejan la rehabilitación por el riesgo de desplome


Cambre / La voz

No habrá una segunda oportunidad para la escultura de O Paraugas. Así al menos lo aconsejan los expertos que realizaron el informe sobre el estado de esta escultura, declarada en los años ochenta bien de interés etnográfico, pero que a día de hoy se encuentra en un avanzado estado de deterioro e incluso existe el peligro de que se desplome en cualquier momento.

Ante esta situación, y dado que las obras para la remodelación del entorno de O Burgo ya acumulan un gran retraso, el gobierno local está estudiando la posibilidad de echar para atrás el régimen de protección etnográfica que había sido aprobada en pleno y ratificada por Patrimonio. La pega es que este trámite podría durar entre seis y ocho meses, un plazo inasumible tanto para la Xunta como para los dos ayuntamientos (Cambre y Culleredo) que esperan desde hace tiempo las mejoras viarias programadas en el entorno del puente de O Burgo.

Otra opción que se plantean los responsables de las distintas Administraciones para desbloquear el asunto es que la propia Dirección de Patrimonio elabore un informe que confirme el mal estado de O Paraugas y el riesgo que supone para la circulación viaria. De esta forma, la tramitación para descatalogar la escultura sería más sencilla y agilizaría el proyecto de remodelación viaria en la zona.

El alcalde, Manuel Rivas, dejó claro la semana pasada que la intención del gobierno local no es hacer desaparecer O Paraugas, que se ha convertido en un símbolo para toda la comarca, sino construir una réplica exacta. A pesar de que la pieza actual fue elaborada en los años cuarenta con hormigón y acero, los expertos consideran que la réplica exacta se puede elaborar incluso con materiales similares, ya que los de hoy en día son de una calidad mucho mayor y, por lo tanto, más duraderos. «El hormigón actual no tiene nada que ver con el que se utilizaba en el siglo pasado», indicaron desde el Ayuntamiento.

En el informe elaborado por los técnicos municipales, y que fue trasladado a la comisión de Patrimonio de la Xunta, valora que la construcción de una nueva escultura podría costar entre 30.000 y 60.000 euros. Los técnicos también descartan, al igual que otros expertos en materia de estructuras, una posible rehabilitación, ya que no solo el material envolvente está deteriorado, sino que la estructura de acero presenta «un peligro real de colapso».

La obra de remodelación viaria en el entorno de O Burgo fue adjudicada el pasado verano y, debido a la necesidad de obtener el visto bueno de Patrimonio para rehabilitar O Paraugas, el proyecto se ha demorado ya más de medio año. Ahora la Xunta está a la espera de que la comisión de Patrimonio valore el informe municipal que pretende declarar en ruina la célebre escultura.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos

Los trámites para descatalogar O Paraugas podrían durar 8 meses